La ruptura de la relación comercial entre Huawei y Microsoft es un tema que se venía hablando desde hace ya bastante tiempo, luego de un periodo de bastantes promesas y especulaciones la compañía china finalmente en el mes de agosto de este año finalizó todo los planes y proyectos para la plataforma de Windows Phone. La noticia rápida y sin muchas explicaciones la dio el propio Richard Yu, líder de la empresa, durante el transcurso de una reunión con inversionistas hace un par de meses. Microsoft, ha logrado convertirse en la tercer plataforma más relevante del mercado, desplazando a BlackBerry OS y otros, en base a una estrategia de posicionamiento, enfocada a Europa, América Latina, parte del Medio Este y África, donde Huawei tuvo una responsabilidad importante en su impulso, sin embargo, tener el 6,8% del mercado no resultó suficiente, y hoy por fin se conocen los motivos detrás de la abrupta interrupción entre ambas compañías, y la razón parece simple: nadie (excepto Microsoft) hace dinero con Windows Phone.

Windows Phone tiene 6,8% del mercado. En un patrón similar que ya hemos visto con otras compañías, como Nintendo o la propia Apple, Microsoft y su sistema operativo móvil Windows Phone, han logrado levantarse y ocupar un lugar innegable entre las preferencias de los usuarios, sin embargo, de acuerdo con Joe Kelly, portavoz de Huawei, no todo es miel sobre hojuelas y ha revelado en declaraciones recientes la aplastante razón por la que la firma china abandonó su relación comercial con esta plataforma:

Huawei abandóno a Windows phone

No hicimos dinero con Windows Phone, nadie ha hecho ningún dinero con Windows Phone. A menos que se produzcan importantes cambios en el mercado, Huawei no volverá a Windows Phone

La revelación de Kelly, difundida por Windows Central, hace eco de lo que la propia Nokia ya venía reportando desde que estaban en charlas para ser adquiridas por Microsoft, señalando en más de alguna ocasión la relativa falta de contacto y apoyo por parte de los chicos de Redmon para los fabricantes de hardware de su plataforma, en razón de que el ritmo de desarrollo de su sistema operativo era perceptiblemente mucho más lento que el de los propios smartphones y tablets que lo soportan, un serio talón de Aquiles que podría representar un problema mucho más serio para Microsoft a la larga.

El caso de BLU, la compañía que se queda

No todo es Microsoft, llega  Blu Win HD con Windows Phone 8

Esta plataforma como se observa a simple vista, ha tenido mayores complicaciones que Android para atraer a grandes fabricantes que desarrollen modelos para su sistema operativo móvil. Mientras que Apple y iOS funcionan como un ecosistema contenido a la perfección, Windows Phone desde el núcleo de su estrategia apostaba por la expansión a partir de compañías que se agregasen a su proyecto. La salida de Huawei es complicada, pero aún existen modelos de otras marcas apuntadas para lanzarse bajo esta plataforma. Tal es el caso del Blu Win HD, un smartphone de gama baja, un terminal que compite directamente con el Nokia Lumia 635 con unas especificaciones técnicas atractivas:

<ul>

  • Dimensiones (anchura x altura): 69,9 x 144,8 milímetros
  • Peso: 123 gramos
  • Sistema Operativo: Windows Phone 8.1
  • CPU / Procesador: Qualcomm Snapdragon 200 MSM8212 / ARM Cortex-A7
  • Clock Procesador / Núcleos: 1200Mhz 32bits Quad-Core
  • Memoria RAM: 1GB LPDDR2
  • GPU Tarjeta Gráfica: Qualcomm Adreno 302
  • Memoria Interna: 8GB (5GB accesible al usuario)
  • Memoria Expansible: Hasta 32GB microSD, microSDHC
  • Pantalla: 5″, LCD, 720 x 1280 píxeles a 294 ppi
  • Cámara principal: 8 Megapíxeles a 264 x 2448 píxeles
  • Flash: LED
  • Cámara frontal: 2 Megapíxeles a 1600 x 1200 píxeles
  • Grabación de Vídeo: Full HD (1920 x 1080 píxeles) 30 fps
  • Batería: 2200 mAh
  • El síntoma que delata

    windows-phone-apps

    Huawei representó en su momento un aliado estratégico importante para la penetración del sistema operativo de la compañía, particularmente en mercados donde podría haber sido considerado un cero a la izquierda, como ya observamos actualmente otras empresas, como BLU, se encuentran colaborando e integrando Windows Phone como software de algunos de sus terminales, pero de seguir los problemas reportados por los chicos de Huawei, nada nos hace creer que no vaya a repetirse el mismo desenlace, además de la potencial canibalización del mercado al ir todos por la gama baja.

    Este es un momento crítico para Microsoft, la partida de Huawei no es tan significativa como el síntoma que delata, con la urgencia absoluta por una estrategia que haga despegar definitivamente esta plataforma, antes de que se exponga a repetir el destino de otras como Symbian.