Tal y como veníamos contando estos días días, la vieja y mítica Nokia está de vuelta. En un evento en Slush ha presentado una nueva tablet, la Nokia N1. Se trata de un dispositivo de 7.9″ que llega con Android 5.0 Lollipop y el launcher del que ya hablamos aquí y que la compañía ha seguido desarrollando, Z Launcher. Como no puede ser de otra manera dado el acuerdo legal con Microsoft,el Nokia N1 no será fabricado por la compañía finlandesa. El encargado de hacerlo será otro partner, aunque no han indicado cuál.

Sus especificaciones son las siguientes:

  • Pantalla: IPS laminada de 7.9″ (4:3)
  • Resolución: 2048 x 1536 píxeles.
  • SoC: Intel Atom Z3580 a 2.4 GHz
  • GPU: PowerVR G6430 a 533 MHz
  • Sonido: Wolfson WM8958E
  • RAM: 2GB LPDDR3
  • Almacenamiento: 32 GB eMMC 5.0
  • Altavoces: doble estéreo 0.5W
  • Batería 5300 mAh
  • Conectividad: Wi-Fi (802.11a/b/g/n/ac) y Bluetooth 4.0
  • Peso: 318 gramos
  • Grosor: 6.18 mm

Lo cierto es que la apuesta de la compañía finlandesa con la nueva Nokia N1 es bastante atractiva. En primer lugar, llega con una proporción de 4:3 en su pantalla de 7.9″, algo inédito en la mayoría de tablets con Android, aunque este año la propia Google haya lanzado la N9 que ya presenta esa proporción, y que agradecerán los usuarios que hagan mucho uso de navegación web y exploración de contenidos de lectura. Además presenta una construcción que a priori parece de gran calidad, basada en un bloque unibody de aluminio con bloques redondeados, recordando mucho al iPad Mini, con el que también comparte resolución y proporción, aunque le gana en grosor, con tan sólo 6.18 mm. Parece que la pantalla también acompañará la calidad general, ya que al ser laminada elimina muchas capas y las imágenes dan esa sensación de estar pintadas sobre el cristal, que esta vez es el ya típico Gorilla Glass 3.

Otro aspecto que llama muchísimo la atención del Nokia N1 es su conector, que esta vez no es microUSB, sino el nuevo puerto reversible USB Type-C, aunque se mantiene USB 2.0. Después de tantos años peleando con nuestros dispositivos para introducir el cable de carga, Nokia es de las primeras compañías en implementar este nuevo sistema. En cuanto a potencia, parece ser que este SoC de Intel se encuentra a medio camino entre el Snapdragon 805 y el Snapdragon 801, por lo que se puede considerar de gama alta pero tampoco será el mejor cuando llegue al mercado. Eso sí, al ser 64 bits aprovechará al máximo las nuevas capacidades del sistema con el que llegará, Android 5.0 Lollipop.

conector nokia n1

Con la inclusión de sus dos cámaras, la trasera de 8 MP y la delantera de 5 MP, junto al chip de sonido Wolfson y a los dos altavoces estéreo, parece una tablet muy bien enfocada al consumo multimedia de calidad, que siempre es uno de los usos fundamentales de las tabletas. Un buen panel y buenos altavoces siempre se agracedecen a la hora de consumir contenido, y son además elemento que siempre han ido en el ADN de Nokia, por lo que pese a no ser fabricada por ellos, sí se ve en el Nokia N1 la filosofía clásica de la compañía finlandesa.

Y es que según han anunciado, la Nokia N1 llegará primero a China durante el nuevo año del país, que en nuestro calendario coincide con febrero. Su precio de lanzamiento será de 250€+IVA, lo cual teniendo en cuenta las especificaciones y acabados hacen un producto bastante redondo a priori. Según se ha dicho, el lanzamiento del Nokia N1 se irá expandiendo a otros mercados, eso sí, sin mencionar de momento si llegará y cuando a España o Latinoamérica.