Con el reciente lanzamiento de jailbreak para iOS 8 de la mano del equipo chino de desarrolladores PanguTeam, seguro que más de un usuario de iOS se siente tentado a realizar jailbreak en sus dispositivos. Promesas de posibilidades sin fin en el SO móvil de Apple ha hecho que miles y miles de personas hayan liberado sus dispositivos pero al poco tiempo vuelven a restaurar a iOS. ¿Por qué? Sin lugar a dudas, una mezcla entre las siguientes razones que te damos para que nunca realices jailbreak en tu dispositivo:

iOS 8, un SO sobresaliente

Una de las principales razones que han esgrimido a lo largo de los años los usuarios que han realizado jailbreak en iOS ha sido las «notables» deficiencias del sistema operativo móvil de Apple: «no se puede personalizar», «no puedo acceder a opciones avanzadas» y muchas otras cosas que seguro más de uno ha escuchado. En definitiva, la gente que realiza jailbreak no está contenta con iOS o busca un plus que supuestamente, proporciona el jailbreak. Pero nada más lejos de la realidad.

En estos momentos, con iOS 8 ya en millones de dispositivos, el argumento carece de sentido. Apple ha hecho grandes esfuerzos, ya desde la sexta versión de sus sistema móvil, para adaptarse a lo que los usuarios quieren. Es cierto que algunas características que ahora son nativas han tenido su predecesor disponible únicamente en Jailbreak como SBSettings o la posibilidad de usar nuestro iPhone como Hotspot con TetherMe y MyWi; pero esto ya no pasa. iOS 8 es un SO sobresaliente, con cientos de características nuevas tanto para tener un mayor control sobre el sistema como para personalizarlo dependiendo de nuestros gustos.

Di adiós a la garantía

Una de las grandes preguntas que se generan en torno al Jailbreak en todas sus versiones: ¿se anula la garantía de mi dispositivo iOS? Y la respuesta es siempre la misma: sí. En el momento que un usuario re-instala el sistema operativo de un dispositivo de Apple con algo oficialmente no compatible, la compañía invalidará nuestra garantía. Si por ejemplo, a lo largo del uso de un iPhone con jailbreak, este se rompe y tiene la garantía en periodo válido, Apple no se hará responsable del mismo ya que puede que el fallo se deba al jailbreak.

Es evidente que si el jailbreak daña o directamente avería el dispositivo, la compañía de Cupertino alegará un mal uso para no tener que hacerse responsable de la reparación del mismo aunque la garantía le obligue. Prácticamente cualquier avería con jailbreak para iOS instalado, nos dejará sin garantía pero aquí se encuentra el truco: ¿y si cuando mi dispositivo se cae al suelo y se rompe puedo restaurar de nuevo el SO oficial de Apple? En este caso, cuando el dispositivo ha sido dañado pero podemos restaurarlo, revertir los cambios hará que la garantía vuelva a ser válida. Pese a todo es mejor no jugársela, ya que un problema menor como un defecto de fábrica puede no ser solucionable si el jailbreak ha sido ejecutado.

La seguridad, un problema constante

¿Estás completamente seguro de que sabes qué estás instalando? Pongámonos en un punto de vista escéptico: un grupo de desarrolladores chinos realizan una aplicación que se instalará en la base de mi dispositivo iOS para estar permanentemente ejecutándose, supliendo al sistema operativo. Equipo de hackers… China, donde la seguridad y privacidad brillan por su ausencia… Ejecutándose en todo momento… ¿a nadie le suena extremadamente raro el jailbreak? Evidentemente en todo momento jailbreak ha sido concebido como por usuarios para usuarios pero la sombra de la sospecha siempre estará ahí. ¿Qué impide a ese equipo de desarrolladores-hackers incluir software malicioso en el jailbreak para iOS? Por ejemplo, para sustraer nuestras cuentas de usuario, contraseñas e incluso tarjetas de crédito.

Además del jailbreak en si, la opacidad del proceso de instalación surge las dudas en muchos. De igual manera, no hay nada que impida instalar más cosas al sistema que el jailbreak en sí. Al tratarse de un procedimiento sin control, sobre el que nadie realiza un seguimiento posterior para garantizar unos mínimos al usuario, la seguridad es una ilusión.

Establidad en riesgo

A raíz de todo lo que hemos hablado anteriormente, la estabilidad es otra de las cosas que tendremos que sacrificar si instalamos jailbreak en iOS. Los errores se acumulan, hay reinicios sin control y el jailbreak puede hacer que los dispositivos de Apple más veloces se vuelvan auténticas tortugas. No tanto por el jailbreak básico en sí sino por las decenas de instalaciones que hagamos. Sin control, algunas pueden solaparse y crear errores críticos que nos obligarán a restaurar de nuevo el sistema, si es que no se generar daños permanentes en el dispositivo.

Si lo que buscas es solventar la latencia que puede causar iOS 8 en un iPad 2 o iPhone 4S, jailbreak no es la solución. Es más, lo que puede pasar es que los errores se multipliquen hasta convertirse en algo insoportable. Todas mis experiencias con jailbreak han acabado de forma radical con un hartazgo sin mesura de los problemas en el día a día que generaban los dispositivos iOS con la liberación instalada.

¿Todo gratis? No, lo bueno se paga

Hace muchos años que jailbreak no es sinónimo de todo gratis. Seguro que has escuchado historias de amigos que se instalan aplicaciones de pago gratis gracias a jailbreak pero con la muerte de Hackulous y la app Installous, los usuarios que querían cosas por la cara tuvieron que buscarse una alternativa. Es cierto que existen algunas pero ninguna como la antes mencionada. Los desarrolladores ya no están dispuestos a seguir ofreciendo aplicaciones gratis yendo contra el resto de sus compañeros de profesión (o al menos, no tan fácilmente).

Pero no es lo único que no es gratis ya que la mayor parte de tweaks que existen para instalar que realmente son buenos, nos obligan a pasar por caja. MyWi por ejemplo o muchos instaladores para potenciar el sistema cuyos desarrolladores tan sólo ofrecen versiones de prueba para después adquirirlas a través de Paypal. Nada es gratis y sí, lo bueno se paga (también con jailbreak instalado).

jailbreak ios 8

Cinco razones de peso para abstenerse de hacer jamás jailbreak en tu dispositivo iOS. Ahora toca ponerlas en una balanza y observar si pese a todo, sales ganando con la instalación de esto en tu dispositivo. ¿De verdad te quieres arriesgar? Yo lo hice una vez y nunca volvería.