Parece que tenemos ronda de actualizaciones, puesto que Apple acaba de lanzar OS X Yosemite 10.10.1 y iOS 8.1.1 para todos los usuarios cumpliendo con su calendario de desarrollo, y para solucionar algunos errores que los usuarios se han ido encontrando en ambas plataformas.

OS X Yosemite 10.10.1 está disponible vía actualización de software desde la Mac App Store, y llega para solucionar los problemas que los desarrolladores se han ido encontrando desde el lanzamiento. Una actualización centrada en los problemas con el Wi-Fi, las cuentas de Exchange en Mail, y el Centro de Notificaciones -entre ellos el error de No Molestar-, solucionado la mayoría de estos errores que eran un dolor de cabeza para los usuarios.

En cambio, iOS 8.1.1 está disponible vía actualización OTA desde el menú ajustes del dispositivo. Al igual que con Yosemite, esta actualización se centra en la mejora del rendimiento, sobre todo para dispositivos con el chip A5, y enfocado para el iPad 2 y el iPhone 4s.