La industria de telefonía celular en Chile se encuentra en un punto crítico para su infraestructura y la estabilidad de sus servicios de voz, texto y navegación móvil. La Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel Chile) ha ejecutado diversos proyectos ambiciosos, con la meta de reconfigurar el mercado y eliminar algunas barreras actuales del terreno, llegando incluso a evaluar la eliminación de tarifas de roaming entre países vecinos del sur de continente, sin embargo, hacia dentro del propio país existen situaciones críticas que también merecen de atención urgente, ya que los medios e infraestructura actuales son apenas suficientes y podrían llegar a una situación crítica para el para el 2016, llegando incluso a colapsar por completo los servicios entre los usuarios nacionales.

De acuerdo con un reporte de Bio Bio Chile, el país podría sufrir de un colapso en sus servicios de datos para el 2016, debido a la gran demanda de uso, que rebasaría a la infraestructura que poseen actualmente los operadores del país. Dicha perspectiva fatídica fue revelada por el propio ex subsecretario de Telecomunicaciones, Jorge Atton, durante su más reciente declaración al Tribunal de la Libre Competencia (TDLC) en el marco de una demanda impulsada por la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus) en contra de su competencia: Movistar, Entel y Claro Chile.

4g lte chile

Existe ya en Chile un proceso de licitación para el espectro que permitirá ofertar servicios 4G LTE, sin embargo, aún con los procesos de adjudicación de los bloques de banda de 700 MHz la red colapsaría, debido a que la propia demanda de Conadecus ha estancado la evolución de las demás etapas, ya que la Subtel Chile se encuentra imposibilitada para emitir cualquier decreto que habilite el inicio de trabajos para el despliegue de infraestructura. La Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus) busca que se suspenda la licitación del bloque de 700 MHz, argumentando que en las bases de la subasta no se respetó una sentencia de la Corte Suprema, que data de enero de 2009, en donde el organismo dispuso un máximo de 60 MHz para cada empresa y evitando con ello dinámicas de acaparamiento y prácticas monopólicas. Actualmente Entel, Movistar y Claro controlan en conjunto cerca del 98% del mercado de telefonía móvil, con Entel operando 100 MHz de espectro, mientras que Claro y Movistar, cuenta con un fragmento de 95 MHz cada uno, situación que por la naturaleza misma de la dinámica y la repartición del espectro impidió la entrada de más operadoras con los segmentos disponibles, los fragmentos ocupados y los altos montos para entrar a la licitación.

Los matices del caso Telestar

portabilidad numérica
Desde el pasado mes de octubre la pequeña compañía Telestar, secundó la postura de la Conadecus y terminó yendo hasta los tribunales para protestar contra las condiciones en las cuáles se dio la licitación, la Subtel Chile en su momento, a finales de septiembre, inicios de octubre, anunció su postura oficial, desestimando las acusaciones de la empresa, a través del propio Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones, quien presentó un oficio dirigido a la Corte de Apelaciones de Santiago con los documentos que rechazan los señalamientos de Telestar, sobre un proceso de licitación injusto e inaccesible para las compañías de menor tamaño que las que han terminado siendo elegidas para participar:

Las disposiciones contenidas en las bases concursales, así como las asignaciones efectuadas en concordancia con las mismas, en ningún caso vulneran la normativa sectorial o de competencia, sino que, por el contrario, se ajustan plenamente al ordenamiento jurídico vigente, lo que sin duda es independientemente de la valoración que su contenido puede tener en las reclamantes de acuerdo a sus propios intereses personales.

Claro, Entel y Movistar las tres elegidas en la licitación. De acuerdo con el sitio oficial el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones se dio de alta el expediente para dar curso a la tramitación en la Corte de Apelaciones, con la finalidad de darle pronta solución, en su momento la apelación de Telestar era la única traba legal que impedía que el proceso de licitación del espectro siguiese su curso, pero ahora con la intervención de la Conadecus se fortalece la demora. Claro, Entel y Movistar son las tres compañías que resultaron elegidas, con una inversión de cerca de 750 millones de dólares.

El proceso de licitación del espectro 4G LTE en Chile se encuentra detenido y todo apunta a que tardará más tiempo de lo contemplado originalmente para resolver la situación legal, mínimo medio año de desfase, aunque la base de usuarios y sus demandas siguen subiendo. Es por ello que de no solucionarse para el año 2016 todo podría colapsarse, haciendo que la situación de países que sufren de este fenómeno, como Argentina, luzca menor y menos problemática de lo que podría ser.