Como maestro debes estar familiarizado con el ruido que se escucha dentro del salón de clases cuando los chicos acaban de entrar del receso o cuando falta muy poco tiempo para terminar las clases. Entre tu preocupación por querer ser escuchado y la energía que traen los muchachos, aquello se vuelve una verdadera locura. Y nuestra obligación es controlar ese ruido y poner en orden a todos dentro del salón de clases para seguir con las actividades, cueste lo que cueste.

Si bien es cierto que existen estrategias y métodos para calmar esa energía, aceptémoslo, en esta época, no todos son efectivos. Hoy te presentamos una herramienta que te ayudará a hacer frente a esa complicada actividad que tenemos los educadores. No, no es una varita como con la que te pegaba la mestra cuando ibas a la escuela, es tan solo una maravillosa aplicación que puedes descargar en tu smartphone.

Too Noisy

Controla el ruido dentro del salón de clases con Too Noisy

Too Noisy es una aplicación que asiste a los docentes para controlar los niveles de ruido dentro del salón de clases a través de estímulos visuales. La interfaz de la aplicación es muy sencilla y llena de color, nos muestra un medidor de ruido que se incrementa a medida que el nivel de ruido en el salón de clases aumenta más allá de un nivel “aceptable” y se modifica el fondo de la aplicación para reflejar dicha situación.

Además permite a los maestros modificar en cualquier momento la sensibilidad de la aplicación para percibir el ruido; es bueno contar con una característica como esta dependiendo de la edad de los alumnos o de la actividad que se esté realizando, porque no todo el ruido tiene que ser malo, ¿verdad? que no daría yo para que todo el ruido en el salón de clases proviniera de las participaciones de mis alumnos.

Se puede utilizar directamente en un dispositivo móvil (iPod, iPhone, iPad y dispositivos Android) pero es de gran utilidad valerse de un proyector o cañón para que todos los presentes en el aula puedan visualizar su funcionamiento. Existen dos versiones, una gratuita y otra de pago por tan sólo $2.99.

Además de ayudar, esta aplicación ofrece un sistema de recompensas. Tus alumnos ganarán una estrella cada vez que el medidor haya permanecido en el nivel aceptable de ruido por un tiempo determinado.

Si ya no quieres terminar con la garganta destrozada después de una clase, esta es la solución.