Suena extraño que un fabricante de ópticas desarrolle un visor de realidad virtual, la idea es muy similar a Google Cardboard, un dispositivo que funciona como un accesorio para convertir un smartphone en un visor de realidad virtual. La idea es buena, pero aún no despega por la dependencia con los desarrolladores, que son los que dotarán de contenido y funciones a este tipo de accesorios.

vrone_side

La apuesta de Zeiss para un visor de realidad virtual es una de las más atractivas y funcionales hasta la fecha, por el simple hecho de que tiene un precio accesible, buen diseño y es casi universal, no se limita a un solo dispositivo como el Samsung Gear VR. Por otro lado, también tiene detalles interesantes, ofrece la capacidad de utilizar la cámara del smartphone para dar pié a aplicaciones de realidad aumentada, además cuenta con ranuras de ventilación y es posible utilizarlos con anteojos.

vrone_inlay

El visor contará con bandejas compatibles con smartphones de entre 4,7 y 5,2 pulgadas, para su lanzamiento únicamente cuentan con una para el iPhone 6 y otra para el Samsung Galaxy S5, era de esperarse que iniciaran con dos de los smartphones más populares, pero la posibilidad quedaría abierta a desarrollar bandejas para muchas más marcas a medida que incremente la demanda. Otro punto importante con la compatibilidad universal es que existe un SDK de desarrollo de aplicaciones que abarcaría las dos plataformas móviles más populares; iOS y Android.

El Zeiss VR One permite interactuar con la interfaz de las aplicaciones tocando el costado del visor, también ofrece la libertad de conectar el smartphone a la corriente y acceso a la entrada de audífonos para completar la experiencia. Son detalles importantes y me parece una de las mejores opciones en este tipo de dispositivos que se harán populares a medida que existan juegos y aplicaciones que nos inviten a vivir la experiencia de realidad virtual y aumentada.

Precio y disponibilidad

El Zeiss VR One llegará al mercado en el mes de diciembre, justo a tiempo para hacerse un buen regalo de fin de año. Su precio es de $99 dólares y ya es posible hacer la reserva del producto, el único detalle es que no está disponible a nivel global, será únicamente en algunas regiones del mundo.