Parece que el tamaño importa, o al menos eso indica Digitimes, que en su último informe reporta que de todos los iPhones 6 vendidos, el 60% corresponden el modelo de 5,5 pulgadas, y el otro 40% a iPhone 6 normal. A pesar de que ya con las primeras reservas todo apuntaba a que el modelo de 5,5 pulgadas iba ser un éxito, viendo como se agotaba el stock disponible, lo cierto es que nadie imaginaba que copase una cuota tan alta dentro de la nueva gama de Apple.

Según parece, esta tendencia sigue constante en la nueva ronda de países que el viernes se sumaron a la venta del iPhone, y todo a punta que seguirá en el futuro, puesto que si nos atenemos a las empresas ensambladoras de ambos dispositivos, iPhone 6 y iPhone 6 Plus, Foxconn, que es la encarga de fabrican el hermano mayor, dice que ha aumentado el número de envíos de los proveedores para fabricar más dispositivos, con la intención de abastecer la demanda de este producto. Por otro lado, Pegatron, la encargada de fabricar el iPhone 6 de 4,7, mantiene hasta ahora los envíos que recibe de sus proveedores y por tanto, suficientes para abastecer la demanda, que parece ser menor.

Lo cierto es que tendremos que esperar hasta el 20 de octubre, día en el Apple presentará los resultados financieros del cuarto trimestre del año fiscal para confirmar el nivel de venta de iPhones, que incluye la primera y segunda oleada. Si bien es cierto que Apple ya ha dado números de las ventas del iPhone en su primer fin de semana, seguro que estos han sufrido un aumento con la llegada al mercado esta semana atrás a una buena lista de países, entre los que no se incluye China, país que apunta a ser uno de los que mayor demanda solicite.

Apple no suele dar cifras de venta separadas por dispositivo de la misma línea, pero sin duda, los proveedores y ensambladores si que son una buena fuente para estimar hacia dónde se mueven las preferencias de los consumidores, y todo parece apuntar que Apple ha acertado, y mucho, con las 5,5 pulgadas.