Aunque Mac nunca ha sido una plataforma especialmente pensada para los videojuegos, en los últimos años la situación ha cambiado radicalmente. Gracias al aumento en la cuota de mercado y a tiendas como Steam o el propio Mac App Store cada vez son más los desarrolladores (sobretodo indies) que optan por portar su juego a OS X. Tal es la variedad de juegos disponibles a un precio muy atractivo que yo mismo, consolero de toda la vida, me he visto jugando más y más en mi Mac. Aún así, no me he terminado de acostumbrar al teclado y en muchas ocasiones me veo deseando tener un mando.

No necesita configuración alguna para funcionar en OS XAnte esta situación la gran mayoría puede pensar que es hora de hacerse con un mando de XBOX, sin embargo muy poca gente sabe que el mando de PS4 también es compatible con OS X. Es más, es totalmente compatible, puesto que funciona con una gran variedad de juegos nada más conectarlo mientras que en el de Xbox tenemos que instalar un Driver.

La puesta en marcha no puede ser más sencilla. Si queremos utilizar el mando con cable simplemente tenemos que conectar un cable USB de nuestro Dualshock 4 a nuestro Mac y este lo reconocerá automáticamente. Puede ser un incordio tener que enchufar el cable, pero de esta forma nos aseguramos de que el mando sigue emparejado con nuestra PS4. En el caso de que no nos importe perder el emparejamiento con nuestra consola, también podemos conectarlo por Bluetooth siguiendo los siguientes pasos:

  • Abrimos las preferencias de Bluetooth de nuestro Mac.
  • Ponemos nuestro DualShock 4 en modo de “emparejamiento” pulsando y manteniendo el botón de Ps y Share a la vez hasta que la barra de luz empiece a parpadear.
  • Esperamos a que el controlador aparezca en pantalla. En Mavericks y Yosemite aparece de forma automática, pero en Mountain Lion y anteriores tenemos que pulsar en añadir.
  • Seleccionamos el mando y pulsamos en el botón enlazar.

Debemos tener en cuenta que mientras que tengamos el mando emparejado a nuestro ordenador no estará emparejado con nuestra PS4. También debemos acordarnos de apagar el mando (pulsar el botón PS hasta que se apaguen las luces), puesto que el ordenador no se va a encargar de ello y nos podemos encontrar con que se ha quedado sin pilas cuando volvamos.

joystick-mapper

Como he comentado antes, el mando de PS4 funciona con una gran variedad de juegos (todos los que cuentan con soporte para mandos). Aun así cabe la posibilidad de que algunos programadores no hayan incluido soporte para este tipo de controles y nuestro mando no haga nada al pulsar los botones. Para conseguir una compatibilidad total con todos los juegos que existen en OS X podemos recurrir a Joystick Mapper (4,49€). Con esta pequeña utilidad disponible en el Mac App Store podemos configurar nuestro DualShock 4 para que sus botones lleguen al ordenador como pulsaciones de teclas o movimientos de ratón, con lo que no habrá juego que no podamos controlar.