Los últimos smartphones de Sony nos han encantado, y prueba de ello son los análisis que mis compañeros Nicolás Rivera y Javier Merchán han hecho a los Xperia Z3 y Xperia Z3 Compact. En ellos podemos apreciar el gran trabajo que ha hecho Sony, y sobre todo, la gran evolución que ha sufrido la compañía desde que alcanzara el fin de su adolescencia al abandonar el apellido Ericsson. Mucho ha llovido desde entonces, sin embargo la compañía sigue sin vender lo esperado y ha rebajado sus previsiones de venta, tal y como informa The Wall Street Journal.

Pese a grandes productos, Sony no es capaz de mejorar en ventasFrente a los 50 millones de smartphones que esperaban vender hasta marzo de 2015, Sony habría bajado la previsión hasta 43 millones, en un aviso para rebajar las previsiones de los accionistas. Aunque actualmente Sony forma parte del grupo de lo que podríamos considerar el top 5 del mercado de la telefonía, formado por Apple, Samsung, LG, HTC y ellos, las ventas no dicen lo mismo y en mercados tan potentes como el chino apenas tienen presencia y pueden competir con marcas como Huawei o Lenovo. En gamas altas el producto sigue sin ser tan potente como pueda ser el de la competencia en cuanto a aceptación del público, y en gamas bajas el producto es más caro que los teléfonos de Motorola o Microsoft y no acaba de triunfar, pese a que estén llegando con añadidos interesantes, como resistencia al agua o buenas cámaras delanteras para un mercado que demanda selfies.

Las cifras oficiales serán públicas el día 31 de este mes, por lo que no habrá que esperar demasiado para comprobar la veracidad del artículo del WSJ. Como medida ante estos malos resultados, se dice que Sony podría reducir su oferta de terminales en mercados como el chino, y algunos analistas indican que debe hacer como en el mercado de portátiles, cerrar la división y centrarse en otros que sí le reporten beneficios, como el de los videojuegos donde de momento, es el líder indiscutible de la generación de consolar.