Microsoft había comprado la startup Qik que hace algunos años, en sus inicios era una plataforma de streaming de video, ahora se convierte en la apuesta de los de Redmond para ganar terreno en plataformas móviles. Skype Qik busca ser un servicio un poco más relajado que una llamada por Skype y como target tiene a los más jóvenes. Se trata de un mensajero simple y funcional.

Podría destacar lo simple que es Skype Qik para el usuario, toma ciertos elementos de aplicaciones populares para tomar un espacio en los móviles de las personas, principalmente los más jóvenes. Después de instalar la aplicación utiliza tu número de teléfono para registrarte, de la misma forma que lo hace Whatsapp, si un usuario no la tiene instalada también es posible enviarle un mensaje y recibirá la invitación vía SMS para instalar la aplicación y verlo. Está disponible en Windows Phone (sin capacidad de enviar videos), iOS y Android.

interfaz_skype_qik

Skype Qik está enfocada en funcionar únicamente con video, no hay espacio para textos ni imágenes, la interfaz está muy bien lograda y es muy simple. Además ofrece al usuario control sobre los videos que envía, se eliminan de forma automática en una semana o es posible eliminarlos de forma manual, ideal para cuando te equivocas o no te gusta como te veías. Tiene soporte para chat grupal y una opción llamada Qik Fliks, que permite grabar videos cortos como Gifs para responder mientras estás ausente.

La apuesta de Microsoft está muy bien, el mensajero permite la comunicación entre dos o más usuarios de forma instantánea, sin escribir texto y en general tiene una experiencia bastante buena. Pero hay un detalle que se les ha escapado y que es importantísimo: se trata de una aplicación de video puro, lo que limita en gran medida a los usuarios, no todos cuentan con planes de datos ilimitados y tendría que usarse principalmente en conexiones WiFi.