Hace unas horas se filtró en Sina Weibo (la red de microblogging más popular de China) unas imágenes que aparentemente revelan lo que será el Lenovo Sisley, próximo terminal insignia de la firma china. La hoja de prestaciones no es tímida: una cámara de 13 megapíxeles trasera, una frontal de 8 megapíxeles, pantalla de 5 pulgadas y una resolución de 1280×720. Desconocemos sin embargo tanto su fecha de salida como las características del procesador o de la memoria RAM.

Hasta aquí todo bien, pero las razones por las que el Lenovo Sisley llama la atención son otras: es una copia casi exacta en cuanto a diseño del iPhone 6 y el iPhone 6 Plus. Coincide hasta el grosor, 6,9 milímetros. De hecho, e irónicamente, la principal diferencia entre ambos terminales es que el anillo de la cámara no sobresale como sí ocurre con los modelos de Apple.

Las batallas en los tribunales de Apple contra la competencia por copiar sus diseños son legendarias, y el último y mejor ejemplo es el de Samsung. La justicia dio finalmente la razón a Apple, al menos en Estados Unidos, pero si bien en el caso de Samsung había algunas acusaciones que eran un tanto discutibles (después de todo, no hay tantas formas en las que se puede hacer un dispositivo que sea todo pantalla con los bordes curvados), lo de Lenovo ha cruzado una línea que ni los coreanos probablemente se atrevieron a imaginar.

LenovoSisley

Pero lo peor de todo no es el argumento, hasta infantil quizá, de quién copia a quién sino que un diseño así desvía por completo la atención del resto del dispositivo. No digo que el Sisley no vaya a brillar por méritos propios, especialmente en una compañía como Lenovo, pero siempre será recordado como «el Android que es una copia del iPhone 6» o «el iPhone 6 con Android». Como estrategia de márketing lo veo algo dudoso, aunque entiendo que pueda resultar efectiva, como imagen de marca sin embargo lo veo lamentable.

Aunque desconozcamos su fecha de salida, es probable que conozcamos más detalles del Lenovo Sisley conforme pasen las semanas. Dudo que el diseño cambie pero probablemente entendamos un poco mejor qué es exactamente lo que pretende Lenovo con un dispositivo así.