Internet

Internet y la seguridad en la vida moderna

Por 14/10/14 - 11:22

En la última década, Internet pasó de ser una simple herramienta de comunicación, búsqueda de información y noticias, a ser gran parte de la vida de todos nosotros. Y como todo, tiene su lado bueno y su lado oscuro ¿La gente está consciente de esto?

Internet y la seguridad en la vida moderna

Desde acciones sencillas como buscar información en Wikipedia para el estudio, navegar por Facebook para ver y compartir cosas con nuestros familiares y amigos, hasta realizar trámites personales y trabajar con herramientas online, Internet está ahí presente.

El problema aparece principalmente, cuando la gente comienza a integrar esta tecnología en su vida cotidiana, y aprende a realizar muchas acciones en ella, sin esforzarse en comprender realmente los riesgos que esto conlleva.

¿Qué tan peligroso puede ser?

En días como los que vivimos ahora, muchos de nosotros publicamos información personal en Internet, fotos, entre otros datos personales, enviamos mails con asuntos laborales, contamos secretos, y realizamos actividades que a muchos puede no gustarles…

Aún sabiendo esto, muchos ni siquiera son conscientes de preparar la línea de defensa mas básica que existe en Internet: Nuestra contraseña.

Pablo López, responsable del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional de España, dijo en una entrevista:

La gente se preocupa por cerrar la puerta de casa, pero, a veces, no de lo que hace en internet. La gente tiene un volumen ingente de datos colgados en internet y no se preocupan por ello. No se preocupan de tener las contraseñas actualizadas, de tener distintas contraseñas…

La gravedad puede variar dependiendo de las cosas que expongamos, porque puede ir desde que alguien que no nos caiga muy bien llegue a enterarse de cosas que no debería, hasta que una persona que ni conocemos se nos quede con todos los ahorros del banco.

internet seguridad movil
Fotografía: Tecnovortex

¿Cómo se puede solucionar?

Para empezar, hay que tomar medidas básicas con todas las cuentas que tengamos en internet, como:

  • Usar una buena contraseña: Si bien no hace falta que contenga simbolos y combinaciones que no se puedan recordar, debería ser suficientemente larga y que no se pueda adivinar.
  • No repetir nuestra contraseña en los diferentes servicios online: Para evitar que en caso de caer uno de los servicios, no nos comprometan todos los que tenemos.
  • Renovar la clave cada cierto tiempo: Y en lo posible, dar de baja nuestro usuario en cuentas que ya no usemos. Es fácil encontrar perfiles viejos relacionados a nosotros que quizás ni siquiera recordamos tener y usarlos a su favor.
  • Utilizar la verificación de dos pasos: Esta es una técnica algo moderna, que consiste en utilizar nuestra contraseña, y un código proporcionado mediante otro dispositivo diferente al que utilizamos para conectarnos. Añade un poco de complejidad al inicio de sesión, pero nos proteje de ataques incluso si una persona conoce nuestra clave.

Aparte de Internet, también es importante asegurar los sistemas donde usemos nuestros servicios:

  • Asegurar nuestra conexión WiFi: Los routers que nos dan los proveedores no siempre vienen con la mejor configuración, por lo que tenemos que cambiarles la clave y el tipo de conexión a algo seguro como WPA2.
  • Evitar las redes ajenas: Si nos conectamos a una red ajena, debemos suponer de antemano que las cosas que hagamos van a ser vistas por ojos ajenos, especialmente si se trata de una red pública.
  • Realizar todas las actualizaciones de seguridad: Algo que se repite siempre, pero que incluso algunos administradores de sistemas no llevan a cabo.
  • Minimizar la cantidad de software que exponemos a internet: Esto incluye los navegadores, y los plugins como flash o java, entre otros. Entre menos software, menos posibilidades de meter la pata.
  • Utilizar las conexiones seguras donde estén disponibles: Si tenemos para elegir entre una conexión simple, o una encriptada mediante HTTPS, debemos elegir esta última. De esta forma estaremos un poco mejor protegidos. Para esto podemos utilizar herramientas como HTTPS Everywhere.

Y por supuesto, la recomendación principal es tener algo de sentido común y desconfianza al ajeno. En ningún sitio la gente regala cosas porque sí, y en internet mucho menos. No debemos bajo ninguna excusa entregar nuestra información a un extraño, mucho menos nuestras credenciales.

También hay que tener en cuenta que absolutamente todo lo que se haga y suba en la red de redes, prácticamente deja de ser nuestro, y corre riesgo de ser visto por cualquiera. Por lo que hay que pensar las cosas tres veces antes de publicar o realizar alguna actividad.

Fotografía: Esquire
Fotografía: Esquire

Hay infinitas posibilidades más en cuanto a asegurar la identidad online se trate, como cambiar el sistema operativo, utilizar alguna distribución como Tails, conectarse mediante Tor y muchas cosas más. Pero ya depende del nivel de anonimato que se necesite alcanzar, y ninguna de estas opciones serviría si no seguimos los consejos mas básicos.

Por último, es posible que como lector ya hayas escuchado mil veces información respecto a este tema, y estárías en lo cierto. Pero también es verdad que aún hay muchisima gente cercana que aún no comprende los riesgos y es nuestro deber de usuarios ayudar y conscientizar, para luchar por un internet mejor.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies