Opciones empresariales para hacer videoconferencias hay un montón, algunas gratuitas, otras más con un costo importante. En realidad Highfive busca ser un dispositivo definitivo para comunicar a las personas, no es exclusivo para empresas pero por su costo no está accesible para cualquier usuario. Es muy versátil ya que ofrece funciones más allá que una simple videoconferencia, tiene una plataforma detrás que hace que las reuniones sean llevadas de forma distinta.

videoconfernecia_highfive_device

El dispositivo «cerebro» de Highfive y la plataforma de software que está presente tanto en móviles como en desktops (a través del navegador) permiten realizar conferencias en video y audio en alta definición, también permite compartir pantalla de forma inalámbrica, muy útil cuando se están haciendo presentaciones de algún proyecto o producto, también sería muy útil para la educación.

Especificaciones técnicas

highfive_trasera
No están muy detalladas técnicamente en el sitio oficial de la compañía, sin embargo, sabemos que el dispositivo viene construido en aluminio y si, el diseño es imposible no compararlo con un Kinect. Tiene cámara HD con un ángulo de 120 grados, procesador quad-core, un arreglo de 4 micrófonos para ofrecer la mejor calidad posible y que cancelan el ruido de la habitación. En el ámbito de conectividad tiene integrado un puerto HDMI, tiene bluetooth y salida Ethernet.

Otro aspecto muy importante es que se trata de un dispositivo que está listo para ser utilizado después de haber sido conectado a la corriente y a un monitor o TV, lo que le da un gran valor ya que podríamos suponer que a pesar de no ser tan accesible te permitirá ahorrar en cierta medida gastos en contratar técnicos, lo único que necesita es una conexión a internet y la plataforma se puede configurar vía web o las aplicaciones móviles.

Precio y disponibilidad

Highfive tiene un costo de $799 dólares por unidad, no es un precio bajo, vale casi lo mismo que una PC por ejemplo, pero lo importante es la plataforma de software que lleva detrás y la experiencia que brinda al usuario. También existen dos versiones de software, uno que es completamente gratuito pensado en usuario casuales y uno más pensado en usuarios empresariales que tiene un costo de 10 dólares por cada usuario activo al mes.