Aunque ya lleva bastante tiempo disponible entre los usuarios de Apple (con el lanzamiento de iOS 8), los usuarios desconocen una de las mejores innovaciones que Apple ha introducido en los últimos años: Family Sharing. Con ella podremos anidar diferentes cuentas Apple ID para que nuestras compras sean compartidas y no tengamos que consumir grandes cantidades de dinero de forma duplicada entre diferentes miembros de la familia.

Configurar Family Sharing desde OS X

En primer lugar, tendremos que configurar desde 0 una nueva cuenta base para Family Sharing. Para ellos tenemos varias opciones, ya estemos en iOS (a través de los ajustes de iCloud) o como en este caso, con el nuevo OS X Yosemite:

  • Se trata de un proceso extremadamente sencillo pero hay que seguir los pasos atendiendo a las indicaciones del sistema. Tendremos que dirigirnos a las Preferencias del Sistema y pulsar en iCloud.
  • Una vez dentro de iCloud, veremos cómo aparece un nuevo botón para configurar una nueva «familia» (aunque no necesariamente tendrán que ser miembros de nuestra familia quienes anidemos a Apple ID).
    Family Sharing
  • La configuración es paso a paso, donde se nos pedirá introducir nuestra contraseña de Apple ID, si queremos o no compartir nuestra ubicación a los miembros de la familia así como la tarjeta de crédito que se utilizará para los pagos entre los miembros (nos pedirá introducir el CVV así que tenla físicamente a mano durante el proceso).
  • Por último, podremos invitar nuevos miembros a Family Sharing introduciendo tan sólo su cuenta de Apple ID. En caso de no querer hacerlo, podemos salir de la instalación y seguir los 2 primeros pasos para generar nuevos usuarios.

Como veis, se trata de un proceso sencillo al alcance de los usuarios más básicos sin muchos conocimientos de iOS y OS X. Desde este mismo menú podremos gestionar los usuarios de la familia ya existentes así como sus configuraciones: compartir ubicación y controles parentales en las compras.

¿Qué podremos hacer con Family Sharing?

Como os decía, aunque ha pasado desapercibido para el gran público, lo cierto es que Family Sharing nos permite hacer muchas cosas de cara a la gestión de nuestros dispositivos:

  • Compartir archivos de música, películas, aplicaciones en todas las App Store y libros que hayamos comprado.
  • Compartir fotografías y vídeos que se encuentren el álbum familiar de iCloud.
  • Crear un calendario familiar con eventos compartidos sólo entre los miembros de la familia.
  • Compartir la ubicación a través de la aplicación Amigos, en el apartado especial para la familia.
  • Ayudar a otros miembros de la familia a encontrar dispositivos perdidos con Buscar mi… de Apple.

Por si fuera poco, Apple ha asegurado que irá mejorando Family Sharing para que todos los usuarios que queramos compartir nuestras cuentas con otros miembros tengamos la oportunidad de hacerlo. Aunque el nombre excluya la característica sólo hacia las familias, hay que pensar a lo grande configurando esta característica hacia entornos laborales o entre amigos.