Nació para derrotar al incipiente Apple Pay pero parece que CurrentC tiene las horas contadas. El servicio rival de Apple Pay y Google Wallet que incluso prohibió a sus comercios asociados permitir el uso de la plataforma de pago de Apple (arrastrando tras de sí a la de Google), ya ha sido hackeado. Aunque las cuentas bancarias de los usuarios no se han puesto en peligro, la propia empresa ha tenido que reconocer que miles de emails se han visto comprometidos. Un mal comienzo para una plataforma que no sigue las reglas del juego entre los diferentes actores del incipiente mercado del pago móvil.

Usuarios y empresas están de acuerdo con respecto a CurrentC: las cosas no deben hacerse así. Con la prohibición por parte de los partners de su desarrollador (MCX) de prohibir los pagos mediante Apple Pay con considerables multas, la compañía dejo claras sus intenciones pero Apple ya declaró que no soportaría tal presión por parte de CurrentC. La política de restricciones de CurrentC, el boicot de los usuarios y su hackeo auguran un mal futuro para la plataforma Además los usuarios han criticado duramente esta técnica saboteando la aplicación tanto en iOS como en Android con numerosos comentarios negativos.

Por si fuera poco además CurrentC ha sido hackeado, algo que no augura un buen futuro a la plataforma. Al parecer la propia MCX ha reconocido que sus mails (no todos aunque varios miles de ellos) han sido puestos al descubierto en la red. Por ello recomiendan encarecidamente que se nieguen a facilitar información bancaria o cualquier otro dato privado.

La compañía no ha querido hacer más comentarios al respecto pero parece que CurrentC ha sido golpeado de lleno en su línea de flotación, con pocas posibilidades de que los usuarios vuelvan a confiar en una plataforma de pago demasiado expuesta y con muchos enemigos antes ni tan si quiera de haberse lanzado oficialmente al gran público.