Hemos llegado al quinto post sobre cómo usar Vim, nuestro editor modal de código favorito. Llevamos más de un mes hablando de este editor y de las cosas magníficas que podemos hacer con él. Nos quedan muchos temas por tratar, pero a lo que modos de Vim se refiere solo nos queda comentar el modo visual y el modo de la línea de comandos. Cuando acabemos con ellos, empezaremos a mirar cómo podemos manejar múltiples archivos a la vez.

Conozcamos el modo visual, un modo que se asemeja a la selección de texto en otros editores de código. Normalmente, seleccionaríamos el texto y lo copiaríamos, pegaríamos o lo sustituiríamos, pero el enfoque que toma Vim es un poco diferente. Seleccionaremos texto y ejecutaremos acciones sobre él. Lo más importante que hay que saber sobre el modo visual es que Vim tiene tres variantes de este modo. Uno que selecciona por caracteres y palabras, otro que selecciona líneas completas y por último uno que selecciona bloques rectangulares de texto.

Domina el modo visual

cómo usar Vim

Para entrar al modo visual pulsaremos desde el modo normal la tecla v. Si utilizamos las teclas de dirección seremos capaces de aumentar o disminuir la longitud de nuestra selección. Mientras estamos en el modo visual la tecla o cambia la dirección por la que modificamos la extensión de nuestra selección.

Como en todos los modos de Vim, tendremos diferentes teclas que ejecutarán diversas funciones. Hay varias que tienen la misma función como las teclas de dirección, el comando f{letra} que nos llevará hacia la primera letra que contenga nuestra búsqueda (podremos usar ; o , para repetir la búsqueda). También hará lo mismo el comando c, con el que borraremos la selección y entraremos directos al modo insertar parar hacer los cambios necesarios. También seremos capaces de hablar Vim con comandos como vi) o viw.

Podemos entrar al modo visual-lineal con el comando V, ejecutándolo desde el modo normal. Este es un modo que nos sirve para seleccionar líneas completas y ejecutar comandos sobre ellas. Por último, tenemos el modo visual-bloque, el cual se activa con la combinación Ctrl-v y sirve para seleccionar columnas, dejándonos con una selección con forma de tetraedro en el texto.

Veamos unos ejemplos prácticos de cómo usar el modo Visual

Usa el modo visual para editar la capitalización de las palabras

Una de las situaciones en las que nos veremos con frecuencia será la de editar el texto para ponerlo en mayúsculas o minúsculas. En el siguiente ejemplo usaremos vit desde el principio de la línea para seleccionar directamente el texto dentro de los tags. Una vez seleccionado podemos convertir el texto a mayúsculas usando la tecla U. Para el efecto contrario usaremos u o ~ que cambia las mayúsculas a minúsculas y al contrario. En este caso la idea es poner en mayúsculas la palabra inicio, probadlo y veréis como se capitaliza con cualquiera de los dos comandos que describe la imagen.

vim-visual-mayúsculas

Usa el modo visual lineal para indentar el texto

El ejemplo más típico que podíamos ver es el de la indentación de texto, algo que hacemos de forma regular cuando editamos código. Mediante el modo visual-lineal seleccionaremos las líneas que queremos indentar y después ejecutaremos el comando de indentación > o <, el cual, también funciona en el modo normal.

vim-visual-indentacion

Usa el modo visual-bloque para la maquetación de tablas

Este es un ejemplo un poco más complejo pero de gran utilidad. Saber realizar este último apartado nos va a ayudar a entender cómo funciona este modo y seremos capaces de aplicarlo en otras situaciones que se nos ocurran. El ejemplo que muestro es la maquetación de una tabla. Eliminamos espacios que sobran y los sustituimos por un borde hecho con |. Por último copiamos una línea y la sustituimos por - para crear un borde superior. Parece mucho pero una vez entendido se hace en pocos segundos.

vim-visual-maquetar-tabla

Semana tras semana aprendemos a usar este editor de código un poquito mejor.

Posts anteriores sobre cómo usar Vim

1: Introducción a Vim 2: Editar al estilo Vim 3: El modo normal 4: El modo insertar