HTML, siglas de HyperText Markup Language (lenguaje de marcas de hipertexto), se refiere al lenguaje de marcado para la elaboración de páginas web. Se complementa con las Hoja de estilo en cascada o CSS (siglas en inglés de cascading style sheets), un lenguaje usado para definir la presentación de un documento escrito en HTML.

Es normal que la mayoría de la gente que quiere adentrarse en los mundos del diseño web sea la que mayoritariamente quiera aprender HTML y CSS. Pero que no quieras dedicar tu vida laboral al diseño web no significa que tu no puedas aprenderlos también. Aprender HTML y CSS puede ser de utilidad, veamos porqué.

1. Puedes crear webs sencillas

aprender-html-y-css

Ya sea una página web personal o para tu negocio, tener una web propia te da una presencia online y cierto grado de profesionalidad. Tendrás un sitio al que apuntar a tus contactos y como eres tú el que controla totalmente el contenido, serás capaz de transmitir el tipo de imagen que deseas.

2. Puedes jugar con el código de otras páginas

HTML

La mayoría de navegadores web modernos incorporan herramientas para desarrolladores con las que podremos hacer sencillos cambios, como alterar el texto de la página, colores, imágenes o lo que se nos ocurra. Esos cambios solo son visibles en tu PC, lo que permite crear un entorno de aprendizaje sin dañar la verdadera página web. Herramientas como esta son geniales tanto para aprender como para descubrir si te interesan este tipo de tecnologías.

3. Sirve para escribir en Internet

aprender-html-y-css

Si tienes un blog o escribes en alguno de vez en cuando, sabes de lo que estoy hablando. Es totalmente cierto que podemos usar los formularios de texto para introducir los elementos que de los que queremos hablar, pero el control absoluto del contenido no hay otra forma de obtenerlo si no eres capaz de escribir en el lenguaje HTML.

A veces copiamos contenido de Word o de otra fuente y viene con estilos raros o rotos que hay que arreglar editando el código. Esto no solo se aplica para escribir en blogs sino también a muchos sistemas de comentarios de otras páginas web, en las que permiten usar etiquetas HTML para dejar nuestras palabras con un formato concreto.

4. Incrustar contenido de otras web

YouTube

Muchas páginas tienen la opción de compartir una parte del contenido en otras webs, como son Youtube o Asciinema de la que ya hemos hablado anteriormente. Ser capaces de editar la forma en la que otra gente va a ver el contenido puede sernos de utilidad. Por ejemplo, quizá queramos compartir unos segundos concretos de un vídeo o simplemente queremos que el reproductor haga juego con la web que lo rodea.

5. Es una puerta a cosas más avanzadas

aprender-html-y-css

Una vez que ya sabemos un poco de HTML y CSS quizá queramos darle un poco de interacción a nuestra página web, para lo que aprenderemos por ejemplo JavaScript. Entonces es posible que queramos que el contenido se genere dinámicamente y sea capaz de guardar cierta información, por lo que miraremos PHP y MySQL o cualquier otra alternativa. Más adelante, a lo mejor queremos hacer una aplicación para android de nuestra página o aplicación web que hemos diseñado, así que leeremos algo sobre Java si es para Android. En un momento dado, quizá nos gustaría que nuestra aplicación funcionase independiente de un navegador web, es decir, una aplicación de escritorio, por lo que si usamos Linux por ejemplo, podríamos buscar información sobre Vala y Gtk+ o Qt que tiene un buen soporte multiplataforma.

Como veis, al final una cosa nos puede llevar a otra y acabamos metiéndonos de lleno en este apasionante mundo tecnológico. Mi caso es este último, aprender una cosa me suele llevar a tener la necesidad de hacer algo nuevo, por lo que trato de aprender otra cosa más para complementar la anterior. Es un círculo que se repite una y otra vez, pero si nos gusta aprender cosas nuevas, es un gran pasatiempo.