Junto con los nuevos dispositivos Nexus, Google ha dado más detalles sobre la disponibilidad y las características de Android 5.0 Lollipop, la nueva versión del sistema operativo de Google que ya fue inicialmente presentada en el pasado Google I/O 2014 y de la que muchos ya disfrutan gracias a una developer preview que la compañía distribuyó a los desarrolladores tras su presentación inicial.

Esta nueva versión, tal y como pudimos ver en el I/O 2014, supone un gran paso hacia delante en lo que a diseño se refiere gracias al empleo de Material Design, una nueva filosofía ideada por los diseñadores e ingenieros de Google. Material Design trae consigo un look más plano y minimalista, de la misma forma que incorpora una gran cantidad de precisas animaciones y transiciones. ¿El objetivo? Lograr que el contenido que se muestra en la pantalla proporcione una sensación de profundidad y de naturalidad, tal y como Matías Duarte describió en su presentación inicial.

Android L

Android 5.0 Lollipop también trae consigo mejoras bajo el capó como Project Volta, con el cual la compañía pretende mejorar drásticamente los consumos energéticos y, por lo tanto, prolongar la autonomía de los dispositivos que ejecuten esta nueva versión. La última vez que Google se embarcó en un «Project X» fue con Project Butter, y la jugada le salió perfecta, pues logró que al 100% su objetivo: hacer que la experiencia de usuario fuera más suave, fluida y consistente. Veremos si se repite el mismo resultado con Project Volta.

Otra de las mejoras que trae consigo Android 5.0 Lollipop es ART, la maquina virtual desarrollada por Google que ya pudimos probar ligeramente en Android 4.4 KitKat y que ahora pasa a sustituir al 100% a Dalvik (la cual ha acompañado a Android desde sus inicios). Esta nueva maquina virtual, en principio, colaborará a un mejor rendimiento, un menor consumo y una experiencia de usuario mucho más consistente.

lollipop

Además de lo citado anteriormente, Android 5.0 Lollipop también incorpora una gran cantidad de novedades de menor calibre, como las notificaciones en la pantalla de bloqueo, una nueva gestión de la multitarea basada en tareas, soporte para 64 bits de forma nativa (aunque solo afectará a aquellos móviles con un SoC diseñado para esta arquitectura), control manual de los parámetros de la cámara (ISO, exposición, balance de blancos… etc.) y soporte para fotografías RAW. Todo ello hace que Android 5.0 Lollipop sea, sin lugar a dudas, una de las mayores actualizaciones que la plataforma ha experimentado en su historia.

Según ha comunicado Google, Android 5.0 Lollipop llega con los nuevos de la familia, Nexus 6, Nexus 9 y Nexus Player, pero la gran noticia es que les acompañarán los Nexus 4, 5, 7, 10 de años anteriores, que si bien tienen todavía un gran hardware, no estaba del todo claro que fueran a actualizar más allá del Nexus 5. Bien, Google.