Ha terminado el primer día de actividades del IFA 2014, para encontrarnos ahora con una interesante y curiosa realidad patente, que se muestra firme luego de ver la presentación de Sony y Samsung, donde el mensaje parece relativamente claro: los wearables y phablets son lo de hoy, y no parece que vayan a desaparecer pronto. Una situación que no es necesariamente mala, siempre y cuando sea llevada de manera adecuada por los líderes de la industria, sin embargo resulta casi necesario echar un pequeño vistazo en retrospectiva, con lo que se presentó en el IFA 2013 para contrastarlo con lo que vamos viendo ahora, para darnos una idea más concreta sobre la tendencia y trayectoria que se ha venido marcando en la industria, como una posible antesala de lo que se viene, centrándose en una promesa llamativa: la integración absoluta de nuestros dispositivos inteligentes con nuestras necesidades específicas.

2013, el primer paso hacia la autonomía

IFA 2014

A diferencia del IFA 2014, donde todavía no hay un claro destacado, el año anterior la compañía que se llevó las palmas y expectativas de todos los asistentes fue Samsung con el Galaxy Gear, un dispositivo que al tener la oportunidad de probarlo descubrimos que más allá de todo el alud de hype que venía arrastrando, se trataba en realidad de un smartwatch con ciertas limitante, donde al no estar conectado a un smartphone no era otra cosa más que un reloj con podómetro y galería de imágenes. Ahora la apuesta de Samsung es más arriesgada y busca llevar las cosas a un nuevo nivel, ese que debió existir desde un inicio, en donde los wearables, más allá de un complemento, sean una herramienta integral e independiente del teléfono, y dicha carta se encuentra en el Samsung Gear S, un nuevo reloj inteligente con Tizen, cuya principal característica es la inclusión de conectividad 3G.

Wearables, una absoluta y ambiciosa incógnita. A la par, Sony buscó no quedarse atrás presentando distintos wearables, como el SmartWatch 3 con una pantalla cuadrada de 1,6 pulgadas, GPS, 4 GB de almacenamiento interno y una batería de 420 mAh, corriendo bajo Android Wear, así como con la pulsera SmartBand Talk, que se distinguió por su pantalla curva de tinta electrónica y micrófono incorporado para recibir llamadas en conexión bluetooth con nuestro smartphone. Con todo ello encontramos que la tendencia de hace un año se reafirma, pero también se ha adaptado, llevando las propuestas iniciales a un nivel completamente nuevo y con un potencial extraordinario en lo que respecta a la experiencia final de uso. Dejando este escenario donde dispositivos como el Samsung Gear VR son una absoluta y ambiciosa incógnita planteada este IFA 2014.

Phablets y curvas, el presente de las pantallas

IFA 2014 galaxy edge
Otro factor que vuelve interesante la comparación se encuentra en las pantallas de estos primeros dispositivos presentados hoy, durante el IFA 2013 conocimos el Samsung Galaxy Note 3 y ahora tocó el turno de dos sucesores, donde el Galaxy Note Edge lleva las cosas todavía más lejos, con su pantalla de 5,6 pulgadas con un extremo vertical curvado, lo que lo convierte en un dispositivo curioso y visualmente atractivo, pero tremendamente difícil de manejar como constataron nuestros compañeros en sus primeras pruebas hace unas horas. Mientras que el Samsung Galaxy Note 4 apunta francamente a convertirse en el rey de los phablets desde el momento mismo que sea lanzado al mercado.

IFA 2014: Sony va a lo seguro.Sony por su parte contribuyó a la tendencia con la presentación del Xperia Z3 y su variación en forma de Tablet, presentado propuestas seguras, basadas en al continuidad de sus antecesores con especificaciones técnicas más vigentes y de alto desempeño. El mensaje durante este IFA 2014 apunta en parte al tamaño de las pantallas, se trate de un smartphone de amplias dimensiones o una tablet, de modo que será factible esperar más dispositivos con estas características en lo resta del evento.

Desde hace algunos años el IFA en realidad se ha distinguido como un escaparate para los nuevos productos de Samsung, sin embargo también representa una interesante ventana hacia los nuevos dispositivos de la competencia, que ofrecen en conjunto una visión muy concreta sobre el panorama actual de la industria y la dirección hacia la que apunta. Falta mucho por descubrir y aquí en Celularis lo iremos reportando puntualmente.