Tras un año y pocos meses ofreciendo 4G en la totalidad de capitales de provincia españolas, Antonio Coimbra ha anunciado que Vodafone va a dar un paso más allá, y lanzará LTE-Advanced y VoLTE, dos servicios que suponen los mayores avances comerciales en telecomunicaciones móviles y que como ya sabemos, son accesibles desde dispositivos como el Samsung Galaxy S5 LTE-A y el LG G3 LTE-A.

En cuanto al LTE Advanced, o 4G+ como probablemente se conozca en campañas de marketing se lanzará como proyecto piloto en Octubre en Valencia, Madrid y Barcelona. Como ya sabemos de otros mercados como Corea del Sur, el LTE Advanced alcanza velocidades de hasta 300Mbps teóricos, que en la práctica no llegan a ser reales si no se dan las mejores condiciones de cobertura. Supone un gran paso para el mercado español sobre todo de cara al futuro, ya que las tarifas de datos aún no permiten muchos lujos. Coimbra ha remarcado como ayer Colao la necesidad de la llegada del dividendo digital, que da la posibilidad de acceder a la frecuencia de 800 Mhz para expandir el acceso a redes 4G. A 31 de agosto el 4G llega a más de 600 municipios, pero Vodafone prevee que en marzo de 2015 llegará a los 1000 municipios.

En cuanto a VoLTE, comenzarán las pruebas piloto ahora en Septiembre. Como ya hemos hablado en Celularis, VoLTE es una tecnología que permite llamadas telefónicas sobre redes LTE. Su principal ventaja es la mejora de la calidad de sonido, que con la infraestructura actual está estancada desde hace tiempo.

Vodafone
Respecto al estado del sector, Coimbra ha mostrado la preocupación que en el se vive. No es una asunto de demanda, que sigue en aumento, sino de ingresos. Además, el actual mercado de telecomunicaciones no hace nada atractivo atraer a potenciales inversores, pues hay otros sectores más rentables. Coimbra también ha hablado sobre la fusión de Vodafone con Ono. Sobre esto ha añadido que en Vodafone están muy orgullosos con la adquisición, que actualmente significa que un tercio de los clientes que cambian de compañía van a parar a la clientela de Vodafone y Ono. El acuerdo es un gran paso para Vodafone, pues gana no sólo la red de Vodafone, sino el conocimiento y experiencia de Ono en redes fijas. Ambas redes fijas presentan conjuntamente 8 millones de clientes, y pretenden llegar a 10 millones de hogares en 2015.

Por último, Coimbra ha hablado sobre operadores móviles virtuales. Como ya sabemos, Pepephone abandonó las redes de Vodafone porque no podía acceder al 4G de la operadora roja, algo que acabó en un paso a la red de Yoigo. En ese sentido, Coimbra ha afirmado que están negociando con OMVs y que es probable que en futuro cercano, siempre que las ofertas sean rentables, pueda dar servicio mayorista de 4G.