Siguiendo la dinámica de todo América Latina, Brasil era uno de los países pendientes por completar su proceso de licitación para el espectro 4G LTE, en un escenario bastante parecido al de la Argentina, donde las condiciones geográficas, territoriales y de crecimiento en el mercado marcaron la pauta de este demorado proceso, en donde por fin ya se conocen a las tres operadoras que en un futuro menos lejano comenzarán a ofertas servicios de telefonía celular de cuarta generación, resultando algo previsible, ya que Claro, TIM y Telefónica han resultado las tres compañías del ramo que lograron adjudicarse el espectro.

El costo: 2.375 millones de dólares. Claro, TIM y Telefónica se adjudicaron el uso del espectro de 700 MHz, participando cada uno con una inversión equivalente a los 2.375 millones de dólares aproximadamente, de acuerdo con la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) abrió licitación de seis licencias (tres de estas nacionales), quien además señaló que dos espacios de participación no fueron adjudicadas debido a la falta de participantes.

América Móvil contra Telefónica

4G LTE en Brasil tardará cuatro años en llegar. Actualmente, en Brasil, los servicios de telefonía 4G LTE operan en la frecuencia de 2,5 GHz, licitada en junio de 2012, lo que ha generado fallos de calidad, intermitencia en el servicio y mayor inversión de infraestructura que en el nuevo espectro, el cual permitirá expandir esta clase de telecomunicaciones a un costo menor, en ciudades menos pobladas. El problema por el momento es que la frecuencia de 700 MHz es la misma utilizado por los canales de Televisión, por lo que el salto definitivo a esta nueva clase tardará al menos 4 años, en lo que se implementa el conocido «apagón analógico».

La realidad es que esto también plantea un escenario interesante para el futuro del mercado de servicios 4G LTE en Brasil, debido a que Claro, empresa propiedad de América Móvil, se encuentra ya elegida como una de las que proveerán esta clase de red, al igual que TIM, operadora que está actualmente en charlas con la propia América Móvil para ser adquirido por ellos, de modo que podría surgir un escenario donde en realidad sólo dos compañías ofrezcan servicios 4G LTE en Brasil: Telefónica y el conglomerado de Carlos Slim.