Hoy hemos presenciado la lucha de dos gigantes tecnológicos, Samsung y Sony, durante la IFA 2014 con el fin de atraer la mayor atracción posible sobre sus productos. Samsung ha destacado con su nuevo Galaxy Note 4, pero Sony no se ha quedado corta presentando múltiples dispositivos como un smartwatch, una tablet y dos smartphones, el Xperia Z3 Compact y el Xperia Z3, del que me gustaría hablar en mayor profundidad.

Y es que, al igual que el Note 4, el Sony Xperia Z3 ha sabido pulir los defectos de su predecesor y mantener la buena línea que define la gama alta de Sony con un marco de aluminio tintado para evitar que se noten los golpes y una esquina de policarbonato que alivia la presión ante golpes fuertes. Cuando vimos el Xperia Z2 durante el MWC de principios de años, nuestro compañero Carlos Rebato lo definió con una frase: «No hay apenas nada en este terminal que suponga un salto radical con respecto al Xperia Z1.» Y era totalmente cierto, ya que la forma era prácticamente idéntica, y solamente añadían dos o tres atributos, como la grabación en 4K o los 3 GB de memoria RAM.

Sin embargo, en mi opinión, el Xperia Z3 consigue destacar por una simple cuestión. A pesar de tener la misma diagonal de pantalla y mantener las 5.2 pulgadas de su predecesor, Sony ha mejorado en una cuestión fundamental para mí: manejabilidad. El Xperia Z2 contaba con unas medidas de 146.8 x 73.3 x 8.2 mm, mientras que el Z3 logra unas medidas de 146 x 72 x 7.3 mm, teniendo además el mismo peso de 163 gramos. Al ver estas medidas, vemos clara la respuesta: reducción de bordes. Si de algo pecan los terminales Sony, no ya en la gama Xperia Z, sino en otros modelos como el Xperia M2 o el Xperia T2 Ultra, son esos bordes alrededor de la pantalla, así como sus puntiagudas esquinas.

Sony Xperia Z3 006

Esta forma desaparece en el Xperia Z3, otorgándole unas esquinas más redondeadas y unos bordes más finos, que ayudan muchísimo en un manejo más adecuado del terminal. Evidentemente, el efecto no es tan espectacular como en el LG G3, que permite incluir 0.3 pulgadas extra en casi el mismo tamaño, pero la mejora es más que sustancial tratándose de Sony. Además, quizás piense que, reduciendo el grosor también han reducido batería y, de hecho, así ha sido (3200 vs 3100 mAh), pero aquí es dónde entra en juego la segunda mejora en la que Sony ha puesto muchísimo esfuerzo: el software.

Sony ha reforzado sus puntos fuertes (diseño y cámara) y pulido sus defectos (ergonomía y software).Con la optimización que ha incluido Sony en sus nuevos smartphones, la autonomía de un día y medio que pudimos ver en el Xperia Z2 se queda atrás frente a los dos días de duración que consigue el Xperia Z3, además de incluir el nuevo modo STAMINA 2.0, el cual promete según Sony alargar aún más la duración de la batería en las circunstancias más críticas. Los usuarios de smartphones demandan cada vez mayor duración de batería y Sony ha conseguido mejorarla sin tener que aumentar el número de mAh ni aumentar el tamaño hasta un punto crítico en el que es indispensable manejar el smartphone con dos manos.

Sony ha puesto también cuidado en el hardware, especialmente en la pantalla y la cámara. La primera demuestra cuánto ha mejorado Sony su tecnología desde aquella desastrosa pantalla en el primer Xperia Z, con nuevas tecnologías como X-Reality para generar colores más vivos y reales. La cámara también ha sido una enorme beneficiada, y una prueba de ello es que la lente será exclusivo de la compañía y no será licenciado a terceros, al menos de momento, así como su capacidad de poder llegar hasta ISO 12800, ideal para fotografías con poquísima luz, además de añadir nuevas funciones a la cámara como Multi Camera Control que permite sincronizar hasta tres terminales Xperia al mismo tiempo con el fin de capturar imagen desde distintos ángulos.

Sony Xperia Z3 007

El resto del hardware más o menos se mantiene igual, algo que no debería importar ya que en el Xperia Z2 este apartado era en sí espectacular. Quizás alguno pueda echar de menos un Snapdragon 805 en lugar del 801, pero los 3GB de RAM siguen estando ahí, por lo que se garantiza una multitarea muy fluida, y alguno quizás también vea la falta de una pantalla QHD como un handicap para no comprar el Xperia Z3, aunque ahora mismo con una pantalla Full HD la gran mayoría de usuarios tendrá mas que de sobra. Y tú, ¿qué opinas del nuevo Xperia Z3? ¿Más de lo mismo o es un cambio sustancial con respecto a modelos anteriores?