Cómo mantenernos seguros cuando nos conectamos a una red WiFi pública
Fotografía de: Wesley Fryer

A todos nos gusta el WiFi gratis, pero antes de conectarte felizmente a una red pública deberías saber que pones en peligro tus datos cuando accedes a la web mediante una conexión que no tiene ni el mínimo de seguridad. Ya sea que te conectes a una red abierta que no tiene ni password, o a la de un establecimiento que te proporciona una contraseña como los hoteles, restaurantes o aeropuertos, por mencionar algunos; tienes que tener en cuenta que cualquier otra persona que se conecte a esa misma red puede lograr acceder a tu información personal.

Ya sea que te conectes usando un ordenador, una tablet o un smartphone, hay varias medidas que puedes tomar para protegerte cuando te conectas a una red WiFi pública, y así asegurarte de que no estás corriendo ningún riesgo sólo por disfrutar de la comodidad de acceder a Internet fuera de casa o de tu trabajo.

Verifica el nombre de la red

Foto de: TheCX

Foto de: TheCX

Es importante que al conectarnos a una red, verifiquemos el nombre de la misma, si te consigues con una red WiFi abierta que no pide ningún tipo de autenticación y cuyo nombre no te suena de nada excepto al código del alguna pieza de auto, es mejor que la evites. Si estás en un hotel, café, centro comercial, etc., busca la red que tenga el nombre del sitio. Si la red está protegida con contraseña y solo ofrece acceso a sus clientes, mucho mejor.

Trata de no conectarte a redes que se llamen “Internet gratis”.

Es más fácil para un hacker malicioso interceptar tu información mediante un ataque Man in the middle si vas y te conectas a una red abierta sin ningún tipo de seguridad solo por querer unos minutos de Internet gratis. Por eso mismo, evita conectarte a redes que se llamen “Internet gratis”, fácilmente pueden ser carnada para usuarios incautos.

Desactiva las opciones para compartir archivos en red

En casa y en el trabajo es probable que estés acostumbrado a conectarte en red con otros equipos, esto permite que otros vean el nombre de tu PC en su lista de dispositivos conectados y que puedan incluso acceder a los archivos que tienes almacenados en tu carpeta pública, o en todo tu disco duro, dependiendo de las opciones que tengas marcadas. Si usas Windows ve al Panel de Control > Redes e Internet > Centro de redes y recursos compartidos. Desde ahí desactiva todas las opciones que tengan que ver con compartir archivos en redes públicas.

protegerte en una red wifi publica

Cuando nos conectamos por primera vez a una nueva red desde Windows, el sistema operativo te pregunta si se trata de una conexión pública o si estás en casa o en el trabajo, ten cuidado al seleccionar esta opción, ya que si tratas una red abierta como si fuese la de tu casa, vas a tener por defecto habilitadas las opciones de compartir en red, y además tu equipo será visible a cualquier que se conecte a esa red. Nada seguro.

Desde OS X puedes ir a las preferencias del sistema y presionar el icono de compartir, desde ahí puedes desmarcar la casilla de compartir archivos.

Activa la autenticación en dos pasos

Una de las maneras más sencillas de proteger todas nuestras cuentas en linea, es activando la verificación en dos pasos en todos los sitios que la ofrezcan. Con este método tiene una doble barrera de protección frente a cualquier ataque, no importa si el usuario malicioso se hace con tu contraseña, seguirá necesitando el segundo paso de autorización para poder acceder a la cuenta. Cada vez son más los servicios que ofrecen este tipo de herramientas de seguridad, y aunque pueden resultar algo fastidiosas en algunos casos, la seguridad extra que ofrecen hacen que valga la pena usarlas.

Usa un VPN

como protegerte en una red wifi pública

Al usar un VPN estás creando una red privada virtual que mantiene todo tu tráfico bajo un manto extra de seguridad. Mientras navegas, todos los datos que envías y recibes pasan cifrados entre el servidor del VPN y tu dispositivo. Uno de mis servicios favoritos, es Spotflux está disponible para Windows, Mac, iOS y Android por un precio muy accesible. Además cuenta con una versión gratuita que ofrece protección de todo tu tráfico web, y también puedes instalarlo en Google Chrome. Otra excelente opción es Hola Unblocker. Si no te satisfacen ninguno de estos dos, opciones sobran a una búsqueda en Google de distancia.

Usa HTTPS

Por suerte para la web, el próximo estándar de este protocolo: HTTP 2.0 forzará el uso de conexiones seguras a través de SSL por defecto. Pero, por ahora, no toda la web utiliza la navegación segura y HTTPS no está activo en todos lados. Si en la barra de direcciones de tu navegador no ves un candado que indique que estás estableciendo una conexión segura, entonces deberías forzarla tu mismo. Usando la extensión HTTPS Everywhere creada en conjunto por el Proyecto Tor y la EFF, esta herramienta te permite navegar la web de manera segura cifrando tus comunicaciones con casi toda la web. Puedes instalarla en Firefox, Google Chrome, Opera, y Firefox para Android.

Usa el sentido común

No hagas operaciones bancarias desde redes abiertas, espera llegar a casa o usa tu conexión 3G. Intenta en la medida de lo posible no compartir información extremadamente sensible cuando estás conectado a un red WiFi pública, si puede esperar un poco, espera a establecer una conexión segura. No realices transacciones bancarias en linea desde una red abierta, nunca. No confíes en que tus aplicaciones son seguras, en que tus conversaciones están cifradas, salvo que ciertas apps ofrezcan cifrado y conexiones seguras como una característica principal, es probable que pasen mucha información en texto plano fácil de interceptar.

Nunca marques la opción de conectarse automáticamente a una red pública, y trata de borrar de tu lista de redes descubiertas, todas las conexiones abiertas una vez que te desconectas de ellas. De esta manera evitas que tu dispositivo se conecte solo a una de estás redes sin darte tiempo a tomar medidas preventivas.

Más de: REDES, SEGURIDAD, WIFI
OCULTAR PUBLICIDAD

Recomendados