Ya está aquí el smartphone de Apple, y presentan como novedad un nuevo diseño y nuevos tamaños de pantalla, ajustándose así a lo que el mercado pide. En meses anteriores se filtraron diapositivas propiedad de Apple, donde en gráficas, mostraban que los usuarios desean pantallas más grandes, cosa que la competencia tiene y de sobra, así que, Apple al fin se ha decidido a jugar el juego que los demás juegan, las grandes pantallas.

La guerra de pantallas grandes

Dos modelos con distinto tamaño de pantalla, para abarcar un margen de mercado mayor El iPhone 6 pasa a tener 4,7 pulgadas de diagonal, aumentando las 4 pulgadas que vimos en el iPhone 5S. Un paso realmente agresivo de Apple, y que quizá para algunos de sus seguidores más fieles no sea un paso acertado, pero el mercado en general es lo que pide. Si bien no llega a las 5 pulgadas, que al parecer es el estándar en los equipos de la competencia, el aumento de pantalla era algo muy necesario para el iPhone. En la competencia, ver pantallas grandes es de lo más común. Sólo Motorola el año pasado Motorola optó por jugar su propio partida y presentar su Moto X con menor resolución y menor diagonal que los demás flagships de los otros grandes fabricantes, pero como hemos visto en el evento de presentación de sus nuevos equipos, Motorola se ha visto forzada a ponerse a la par de sus competidores en cuanto a resoluciones y tamaños de pantalla, como hemos visto con el recién presentado Moto X (2014) que lleva una pantalla de 5,2 pulgadas y resolución Full HD, en comparación con la pantalla HD de 4,7 pulgadas del modelo anterior. El iPhone 6 cuenta ahora con una pantalla a la que han denominado Retina HD, por debajo de lo que ofrece como estándar la competencia, que como mínimo es el Full HD.

Pero Apple lo ha pensado bien, y no se ha decidido a quedarse solo en eso, ya que se ha atrevido a sacar su propio phablet; el iPhone 6 Plus. Una bestia con 5.5 pulgadas de pantalla con resolución Full HD, que se pone a par con sus rivales en dicha categoría, desde el también nuevo Galaxy Note 4 y el LG G3, que se mueven casi en los mismos tamaños de pantalla. Eso sí, la competencia ya opta por ir más allá del Full HD, pasando al 2K, que a pesar de estar en duda si vale realmente la pena dicho salto, en eso sus principales rivales siguen un paso adelante de Apple, pero ya el simple hecho de atreverse a sacar algo del tamaño del iPhone 6 Plus, supone un gran cambio en la filosofía de los de Cupertino.

Samsung tenía razón, tanta, que Apple ha sacado su propio phabletLa introducción de un phablet a la familia del iPhone quizá no haya sido fácil, ya que su rival más grande, Samsung, fue quien, digámoslo así, “inventó” el phablet. Y es que todos tachaban a Samsung de haber perdido la cabeza cuando en aquella IFA del año 2011 se presentaba el primer Galaxy Note, un smartphone que estaba entre la brecha de ser un tablet pequeño o un smarthphone grande, de ahí la ya famosa palabra phablet. Ahora que el tiempo ha pasado, Samsung tenía muchísima razón, tanta, que hasta Apple, que siempre jugaba en su propia liga y a su propio ritmo, ha optado este año por un iPhone de gran tamaño. Quizá Apple haya llegado algo tarde a la fiesta del Full HD y las pantallas grandes, ya que como todos sabemos, todos los fabricantes de Android tienen tiempo haciéndolo siguiendo la estela de Samsung. Incluso Nokia a principios de año ya apostado por los phablets y con resoluciones que van más allá del HD.

Apple ya no es la única con ese premium feel en sus equipos

HTC One M8 1

Estos nuevos equipos siguen contando con la gran calidad de construcción que tanto distingue a todos los productos que Apple produce. Esta vez el diseño ha dado un salto bastante grande, quizá desde el iPhone 4 no veíamos un cambio de esta magnitud. Con un cuerpo unibody hecho en metal con incrustaciones de policarbonato en la parte trasera, una característica bastante criticada desde que se le vió en las filtraciones. Eso sí, muy necesaria para el correcto funcionamiento de las antenas que incorpora el equipo. Recuerda un poco el mismo problema con el que contaba el HTC One M7, bandas muy parecidas que son empleadas para el mismo uso.

HTC y Sony han presentado equipos con gran diseño y calidad de materialesPero como podemos ver, el producir algo bonito con materiales premium, ya no solo es cosa de los iPhone. HTC ya ha hecho su sello personal el uso del aluminio en gran cantidad como el iPhone, cosa a la que otros fabricantes, también se han atrevido. Samsung lo ha hecho aunque más tímidamente, pero parece que para el próximo año podría ser cosa del pasado el uso de materiales de cuestionable calidad. LG no se ha decidido por ello, optando por imitar el feeling del aluminio con su G3. Sony desde el primer Xperia Z ha dado grandes avances en cuanto diseño y calidad de materiales, usando aluminio y cristal para la estética de sus equipos. En lo que a este punto respecta, Apple sigue por arriba de los demás, la calidad de construcción y materiales del iPhone siempre han estado un paso adelante de los demás.

El diseño, juega ahora una parte importante, los otros fabricantes han optado por estilizar sus equipos, sin parecer una copia del iPhone, reduciendo los marcos de la pantalla, un punto que le da un look fenomenal a cualquier equipo. Los nuevos iPhones parece que quedan por debajo en este punto, ya que sus marcos parecen ser muy grandes, haciendo que el tamaño final del equipo sea mayor incluso a equipos que ocupan la misma diagonal de pantalla. En lo que al iPhone 6 Plus refiere quizá para los que prefieran grandes pantallas no sea un problema y estén acostumbrados a ello. Sony y Samsung han ido más allá agregado un plus bastante valioso con la protección contra el agua y polvo que siempre es un agregado que hay que agradecer, Apple ha optado por no seguir dicho patrón.

Cámaras; más importantes que nunca

Camara iphone 6 plus
Otro gran campo de batalla es la cámara. Los fabricantes de Android se han ido hasta los 20 megapíxeles, Nokia ha ido más allá incluso. Pero Apple sigue a lo suyo, y en este aspecto no ha decidido ponerse a la par de sus rivales. La cámara de ambos iPhone sigue siendo de 8 megapíxeles, lo cual no es malo para nada, ya que la cámara del iPhone es de las mejores, y como sabemos, más megapíxeles no se traduce directamente en mejor calidad. Como un plus para el modelo de mayor tamaño, Apple le ha puesto OIS (Optical Image Stabilization), práctica que tanto HTC, Nokia y Samsung ya han hecho. Apple opta por lo lógico, y en este campo no se ha dejado llevar por las tendencias de la competencia, como se sabe, la cámara del iPhone seguirá siendo de gran calidad.

iOS y Android

La guerra entre iOS y Android será más intensa una vez que la nueva versión de Android sea presentadaEn lo que iOS 8 refiere, a primera vista no vienen grandes cambios, habrá que esperar qué nos ofrece cuando sea lanzada dicha versión. Quizá el cambio más grande, sea el haber incluido la tecnología NFC, pero al parecer, solo para hacer pagos mediante un servicio presentado en la misma keynote, Apple Pay, un sistema de pagos, del que mediante filtraciones se veía venir tarde o temprano. Falta ver si resulta ser la gran alternativa a pagos electrónicos, ya que Google lo ha intentado con Wallet, pero no le ha salido del todo bien, lo mismo con Samsung que ha dado tímidos pasos en este campo.

Con Android L por ser presentado oficialmente y de manera completa, queda ver como queda la competencia entre los dos sistemas operativos móviles más usados en el mundo. Con el punto negativo para los fabricantes de Android, de sus capas de personalizaciones, que en muchos casos en vez de aportar algo, terminan afectando el rendimiento del sistema de Google. Motorola es la única que apuesta por usar Android en su forma casi pura, agregando software que son un gran plus.

Apple sigue por delante

Viendo todos estos puntos, me atrevo a decir que Apple sigue adelante de su competencia, pero no de manera amplia, la brecha cada vez se hace más pequeña, y parece ser cuestión de tiempo para que la supremacía de Apple se tambalee o bien, puede que crezca aún más, ya que con la presentación de su Apple Watch, han abierto otro campo de batalla más contra Android y sus partner. Como el título lo dice, Apple lo tendrá más díficil que nunca, pero igual va para los otros fabricantes. Toda esta dura competencia no beneficia a nadie más que a nosotros los usuarios, ya que los fabricantes están qué es lo que queremos, y cómo lo queremos. Falta poco para que acabe el año, así que el próximo pinta para hacer de los más competitivos entre los grandes fabricantes, aunque algo está claro, los nuevos iPhone enfrentarán más competencia que nunca.