Microsoft Mobile (antes conocida como Nokia) entiende las gamas medias y bajas como nadie. Lo demostró con en 2013 con smartphones como el Nokia Lumia 520, y en IFA 2014 lo ha reconfirmado con el Nokia Lumia 830, un smartphone de gama media (en cuanto a precio se refiere) con algunas de las características estrella de los flagships de Microsoft. Es decir, el Nokia Lumia 830 pretende ser un flagship con precio de gama media.

El primer punto donde es apreciable ese intento es en el diseño. El Nokia Lumia 830 cuenta con un diseño muy similar al Nokia Lumia 930, uno de los smartphones de gama alta de la compañía. Trasera de policarbonato de colores y marco metálico, un material cuya aparición en la gama media suele ser muy extraña –principalmente por los costes–. A priori, sólido y robusto como el Nokia Lumia 930.

830

Lo mismo ocurre en la cámara trasera. Si bien la resolución del sensor ha sido reducida hasta 10 megapixeles (desde los 20 del Nokia Lumia 930), la compañía finlandesa ha incorporado características como estabilización óptica de imagen (OIS) y una lente Carl ZEISS, además de todas sus tecnologías PureView. En la comparativa que han mostrado en la presentación, el Nokia Lumia 830 es capaz de tomar mejores fotografías que el iPhone 5s y el Samsung Galaxy S5, dos smartphones de gamas superiores a este Nokia Lumia 830. No obstante, aunque puede ser cierto, debemos tomar esa comparativa con pinzas por razones obvias.

En el interior del Nokia Lumia 830, como era de esperar, es donde encontramos las grandes diferencias respecto a los flagships de la compañía. No obstante, gracias a la buena optimización de Windows Phone 8.1, la experiencia de usuario seguirá siendo excelente a pesar de este recorte de hardware. Más concretamente, las especificaciones técnicas son:

  • SoC. Qualcomm Snapdragon 400
  • CPU. Quad-Core a 1.2 GHz
  • GPU. Adreno 305
  • RAM. 1 GB
  • Memoria interna. 16 GB expandibles con microSD
  • Pantalla. 5 pulgadas con resolución HD (1280 x 720) y cristal Gorilla Glass 3 ligeramente curvado (2.25D)
  • Dimensiones. 139.4 x 70.7 x 8.5 mm
  • Peso. 150 gramos
  • Batería. 2.200 mAh
  • Conectividad. LTE, Bluetooth 4.0, NFC, Wi-Fi a/b/g/n, A-GPS, GLONASS y USB 2.0
  • Otros. Carga inalámbrica
  • Software. Windows Phone 8.1 con Lumia Denim
  • Colores. Blanco, negro, naranja y verde

Como podemos ver, Microsoft no ha escatimado en los detalles con el Nokia Lumia 830: cristal ligeramente curvo, una construcción sólida, una cámara de calidad, una amplia conectividad, una pantalla de grandes dimensiones, carga inalámbrica… todos ellos, detalles impropios de un smartphone de gama media. Y lo mejor de todo es que la compañía pretende comercializarlo por 330€ (sin impuestos) a partir de este mismo mes de septiembre, una cifra bastante acertada para las características que incorpora este smartphone. Está claro que Microsoft es quien mejor entiende las gamas medias y bajas –con el permiso de Motorola, eso sí–.