Microsoft ha presentado un nuevo dispositivo llamado Microsoft Wireless Display que permite compartir contenidos desde una tablet, smartphone o PC hacia cualquier pantalla que tenga un puerto HDMI, la única condición es que los dispositivos sean compatibles con el protocolo inalámbrico Miracast, por lo que abre un poco más las posibilidades ya que también existen dispositivos con Android compatibles con dicho protocolo y no se cierra a una sola plataforma.

Dicho lo anterior, sería imposible no decir que se han unido a la tendencia del Chromecast con un dispositivo pequeño y económico pero muy funcional, tanto para la productividad como para el entretenimiento.

other_wda_large

El dispositivo es pequeño, muy parecido a una memoria USB y se conecta directo al puerto HDMI de tu pantalla, la energía la toma vía USB. La mayoría de las pantallas y monitores actuales cuentan con algunos por lo que no será mucho problema el adaptarlo. El rango de recepción del Microsoft Wireless Display es de hasta 7 metros, claro, hay que tomar en cuenta que es una distancia aproximada y va a ser muy variable ya que las redes inalámbricas pueden presentar interferencias por diversos tipos de objetos o situaciones climáticas.

microsoft-wireless-dp

Es compatible con dispositivos que lleven Windows 8.1 o Android a partir de la versión 4.2.1, permite duplicar la pantalla del dispositivo por lo que es ideal para una presentación de negocios o académica y por supuesto que también es posible utilizarlo con motivos de entretenimiento para enviar contenido multimedia a tu monitor, TV o proyector de una forma sencilla.

Precio y disponibilidad

El precio del Microsoft Wireless Display es más alto que el del Chromecast, se sitúa en los $59 dólares y a partir de hoy ya es posible pre-ordenarlo únicamente para Estados Unidos y Canadá, aún no sabemos detalles si llegará a más partes del mundo, por la naturaleza del dispositivo podemos suponer que si estará disponible a nivel global en algunos meses más. Me parece una buena alternativa para el Chromecast ya que es un poco más abierto y no depende de una sola plataforma ni de aplicaciones específicas, además es muy sencillo de configurar y enviar el contenido.