Aunque hay componentes que se llevan casi todo el protagonismo cuando se trata de hablar de las prestaciones que puede aportar un sistema informático, hay otro buen puñado que por norma general pasan de ser percibidos pese a ser igualmente fundamentales.

Es así como a veces entregamos toda la importancia a factores como el procesador, la memoria o el tipo de unidad de almacenamiento y son dejados en segundo lugar otras características tan fundamentales como la fuente de poder.

Y es que es precisamente la fuente de almacenamiento la que en primera instancia hará que todas las cosas funcionen correctamente. Si el corazón funciona como una bomba que envía sangre por todo el cuerpo, la fuente de alimentación cumple una función similar llenando de energía los circuitos de nuestros gadgets.

Probablemente la primera pregunta que se hacen muchos es cuál es la razón de que sea necesaria una fuente de poder, y por qué no es simplemente más sencillo conectar nuestros ordenadores, móviles y demás directamente a la electricidad.

La razón de todo esto es que muchos de los componentes que permiten que un ordenador funcione requieren corriente continua o DC, y siendo que la corriente alterna o AC es la que se usa con más frecuencia y también la que alimenta nuestro cableado eléctrico, hace falta un sistema capaz de convertir AC en DC para dar vida a esos equipos.

Es allí donde entran las fuentes de alimentación, encargándose, entre otras cosas, de convertir la corriente alterna en corriente continua tan fundamental para nuestros ordenadores y dispositivos móviles, y justo por eso en algunos casos se les llama transformadores o convertidores.

Tipos de fuentes de alimentación

Hardware para novatos: Qué son las fuentes de alimentación

Cuando se trata de fuentes de alimentación las clasificaciones pueden ser infinitas. El tipo de gadgets en el que serán empleados o las funciones extra que cumplirán son formas de clasificarlas, sin embargo lo más común es hacerlo según su funcionamiento.

A groso modo hay dos tipos de fuente de poder, las lineales y las conmutadas. Pueden ser tres si tomamos en cuenta variaciones que suponen un punto medio entre estos dos tipos.

El primer tipo de fuentes de poder, las lineales, son las más antiguas y quizás también las más comunes por ser mucho más rudimentarias en su arquitectura. Como su nombre lo indica, realizan la conversión mediante un procedimiento lineal y relativamente simple, lo que las hace económicas de producir. El problema con las fuentes lineales es que son poco eficientes y parte de la energía eléctrica se pierde en forma de calor.

En la otra mano tenemos las fuentes conmutadas, de construcción mucho más compleja y saturadas de transistores, lo que las convierte en dispositivos relativamente costosos, pero sensiblemente más eficientes en la conversión y administración de energía.

Cosas que deberías tener en cuenta

Hardware para novatos: Qué son las fuentes de alimentación

Aunque con los gadgets modernos que cuentan con adaptadores y transformadores a manera de cargador que cumplen las funciones de fuente de alimentación hay pocas consideraciones a tomar en cuenta salvo respetar las especificaciones recomendadas por el fabricante, cuando se trata de fuentes de alimentación para ordenadores tradicionales las cosas son bastante diferentes.

Probablemente si has intentado comprar una fuente de alimentación habrás notado que tienen una potencia especificada en los watts de energía que pueden aportar al sistema. Aunque en este caso muchos suelen inclinarse por la máxima de que mayor cantidad siempre es mejor, a veces hay que echar mano de la conciencia y comprender que lo mejor para tu ordenador es una fuente que no sobrepase por demasiado los requerimientos energéticos del mismo.

Así mismo si estás pensando en mejorar las prestaciones de tu ordenador tradicional en el futuro, también tendrás que considerar que componentes como una mejor tarjeta de vídeo o un procesador más potente son de los más sedientos de energía.

Y eso es todo por ahora, si consideras que algo más debe ser dicho al respecto puedes servirte de los comentarios.