Si no paras de saltar de una distribución a otra cada vez que descubres una que te gusta o simplemente has decidido formatear tu PC, es posible que estés cansado de tener que instalar todas tus aplicaciones, temas e iconos una y otra vez. No parece muy productivo tener que hacer todo el proceso a mano, así que la idea que te propongo es la siguiente, ¿qué te parece crear un script que haga todo el trabajo por ti?

Una de las características de Linux que más me gusta es la posibilidad de instalar programas desde la terminal, esa maravillosa herramienta que nos da poder absoluto sobre nuestro sistema. Cabe mencionar que esta guía está dirigida a Ubuntu y las distribuciones que derivan de ella. Aún así, si usáis Arch, Fedora o cualquier otra distribución de Linux, podréis seguir esta guía cambiando los comandos de instalación por los correspondientes a vuestra distribución.

El proceso es bien sencillo. Primero, crearemos un archivo de texto y lo haremos ejecutable. Después, en el mismo archivo, introduciremos una serie de comandos que instalarán nuestras aplicaciones o harán las modificaciones que creamos necesarias. Para comprender esta guía es necesario que conozcáis al menos unos comandos básicos de terminal, no vamos a hacer nada muy avanzado pero conviene que sepáis navegar por carpetas e instalar programas. El script de instalación para Ubuntu lo haremos para la shell Bash, pero podréis ejecutarlo con vuestra favorita siempre que tengáis Bash instalado.

Cómo crear el archivo principal

script de instalación para Ubuntu

Para empezar, crearemos un archivo nuevo llamado instalación.sh y lo haremos ejecutable. La terminación .sh no es necesaria pero a mi parecer es de gran ayuda, ya que nos indica que es un script para la shell y no otra cosa.

$ touch script.sh
$ chmod +x script.sh


Ahora comenzaremos a rellenarlo. La primera línea del archivo debe ser la siguiente:

!/bin/bash

Esta línea le dice a nuestra shell que nuestro script debe ser interpretado con Bash. Si algún día decidís hacer un script para otra shell, sería tan sencillo como poner vuestra shell correspondiente, como por ejemplo #!/bin/zsh. Este paso es muy importante ya que si no lo hacemos podemos enfrentarnos a errores de compatibilidad entre distintas shell.

Cómo rellenar el script de instalación

script de instalación para Ubuntu

Ahora empieza lo mejor, vamos a ver como actualizar el equipo y a instalar lo primero que solemos hacer en Ubuntu, los llamados extras restringidos. Añadiremos estas líneas al script:

sudo apt-get update sudo apt-get upgrade -y sudo apt-get install ubuntu-restricted-extras -y

Fácil, ¿verdad? Es lo mismo que escribir comandos de terminal. Solo que ahora los pondremos seguidos uno detrás de otro y se irán ejecutando uno a uno. Para que no nos pida permiso para instalar, hemos añadido -y, significa que queremos instalar el programa sin que nos pida confirmación.

Y con esto hemos terminado, es así de sencillo crear un script de instalación. El límite lo ponen tus conocimientos sobre la shell para la que escribas el script y a lo que llegue tu imaginación. Lo bueno de un script, es que puede servir a muchos propósitos.

Otras utilidades de un script

script de instalación para Ubuntu

Supongamos que no solo queremos instalar programas, sino que además queremos descargar unos fondos de pantalla que nos han gustado y pasarlos a nuestra carpeta de imágenes.

cd wget https://launchpad.net/elementaryos/0.2-luna/luna-wallpapers/+download/luna-wallpapers.tar.gz tar xvfz luna-wallpapers.tar.gz -C ~/Imágenes rm luna-wallpapers.tar.gz

Como podéis ver, si sabéis escribir para vuestra shell, podréis automatizar miles de tareas. No os quedéis en un script de instalación. En mi caso, uso este tipo de scripts para automatizar tareas en mi servidor o para crear programas cuya interfaz gráfica me llevaría demasiado tiempo a desarrollar.

Contadnos, ¿qué tipo de scripts soléis hacer?