En Bitelia ya hemos hablado de la decepción constante que es tener que estar esperando por un cliente de Drive mes tras mes, mientras que Windows y Mac OS ya lo tienen desde hace dos años. Hoy, quiero que hablemos de lo que parece un intento de cliente de sincronización. Porque se queda en eso, en un intento.

El programa se llama Drive, ha sido creado por un empleado de Google, Burcu Dogan, que trabaja en la plataforma de Google Drive. Está alojado en un repositorio de Github y lo describe como un pequeño programa con el que hacer pull y push a los archivos de Google Drive. Si estáis familiarizados con programas de control de versiones como Git, conoceréis la terminología. Para los que no lo estáis, pull sería descargar los cambios de Drive y push sería enviar los cambios a Drive. Es importante aclarar que las opiniones de Burcu Dogan no representan a las de Google en sí, pero nos dan una idea de lo que quizá podrían estar pensando en el equipo que trabaja en el desarrollo de Drive para Linux.

La sincronización en segundo plano no solo es difícil, si no que es estúpida. – Burcu Dogan.

Burcu afirma que cuando sincronizamos automáticamente no tenemos control de lo primero que se sincroniza, por lo que si queremos trabajar en un pequeño archivo de texto pero tenemos en cola la subida de una máquina virtual por ejemplo, nos bloquearía poder trabajar hasta que se suba la cola de archivos a Drive. También ha escrito que hacer la sincronización manualmente nos permite tener mayor control de lo que queremos hacer y de poder realizar los cambios cuando estemos seguros de que queremos hacerlos. Son argumentos que me han parecido razonables por lo que me he decidido a probarlo.

Cómo instalar el cliente de Drive para Linux

cliente de Drive para Linux

En Ubuntu 14.04 y derivadas lo haríamos de la siguiente manera:

$ sudo apt-get install golang git mercurial
$ go get github.com/rakyll/drive


Si estamos en Arch Linux no tenemos más que usar el gestor de paquetes del Arch User Repository (AUR):

$ yaourt -S drive-git


Lo siguiente será crear una carpeta en la que haremos la sincronización y dirigirnos a ella.

$ mkdir Drive
$ cd Drive


Cómo usar el cliente

cliente de Drive para Linux

Tenemos unos pocos comandos para usar, es un cliente muy sencillo. Lo primero que deberíamos hacer es mirar la ayuda de este programa, para ello introduciremos el comando drive help en la terminal. Las opciones son utilizar el comando drive seguido de los argumentos init, pull, push, diff (no implementado aún) o pub (para publicar). Ahora os muestro como sería el método de trabajo con este cliente. Lo primero, recomiendo hacer una carpeta en la raíz de vuestro Google Drive, llamada por ejemplo Pruebas y mover allí algún archivo de texto de prueba.

$ drive init


Inicia el cliente de Drive en esa carpeta, nos dará un enlace en el que al abrirlo en el navegador nos mostrará una contraseña. Esa clave la pondremos en la terminal y ya estamos listos para usar Drive en esa carpeta. Si hiciéramos simplemente un drive pull, nos descargaría todo el contenido de la carpeta. Nosotros para coger práctica solo sincronizaremos la carpeta Pruebas que hemos creado antes en Drive.

$ drive pull Pruebas/


Nos pedirá permiso para descargar el contenido. Cuando hayamos hecho un cambio en esa carpeta sincronizaremos con el comando drive push Pruebas/. Si no introducimos más argumentos sincronizará toda la carpeta, si introducimos el nombre de un archivo solo sincronizará los cambios que hayamos hecho a ese archivo.

Conclusiones

cliente de Drive para Linux

Seamos sinceros, este programa no es lo que la mayoría de usuarios de Google Drive queremos. Es cierto que sirve para tener el control de nuestros archivos, pero si tenemos que introducir comandos para cada vez que cambiamos un archivo, nos puede acabar dando un ictus. Si al menos hiciera enlaces a nuestros documentos de Google sería aceptable, pero es que ni eso. Además, no se descargan, por lo que si hacemos un drive push piensa que los hemos eliminado y los elimina de Google Drive, inaceptable.

De verdad espero que el equipo de Drive siga trabajando y saquen el cliente de escritorio para Linux pronto. ¿Qué os ha parecido esta solución del empleado del equipo de Drive? ¿Creéis que algún día tendremos un cliente completo para Linux?