Existen prácticas que nos pueden ayudar a ser mucho más productivos en un día, es posible combinar aplicaciones de productividad y formar algunos hábitos para mantenerse enfocados y siempre disponibles para realizar las actividades diarias, sin importar cual sea tu profesión. No es una guía definitiva pero estoy seguro que te servirá en cierta medida para mejorar tu flujo de trabajo.

Hábitos saludables para iniciar el día

Quizá suene muy trillado esto, sin embargo, una buena alimentación y realizar actividades físicas al iniciar el día son una excelente forma de mantenerse enfocados, con energía y de despejar la mente. Puede ser una sesión de yoga, una visita al gimnasio, una caminata, correr o simplemente estirarse bien. La combinación de ambos hábitos harán que inicies el día con toda la actitud de trabajar y sacar tus pendientes, no te tomará más de 15 minutos.

Planifica tus actividades

Esta actividad puedes realizarla al finalizar el día o desde muy temprano, después del desayuno y ejercitarte, ya con la mente más clara. Es importante que tengas en mente lo que vas a hacer y mantenerte enfocado o enfocada en todas estas actividades, también es importante plantear un objetivo diario, para mejorar en lo que hacemos cada día. Existen dos aplicaciones que te ayudarán a hacerlo:

  • Todoist: Es un buen gestor de tareas bastante versátil, se integra con Sunrise para crear una agenda de tus actividades diarias, además es posible recibir notificaciones, organizar tus tareas por proyectos y actividades. Otra cosa que destaca es que es inteligente y te ayuda a visualizar que tan buena es tu productividad basado en las tareas realizadas. Está disponible en móviles y escritorio, por lo que nunca perderás de vista lo que tienes que hacer durante el día.

  • Sunrise: Una de las mejores aplicaciones de calendario que existen hoy en día, te permite centralizar tus actividades diarias gracias a su integración con Todoist, además es compatible con otras aplicaciones y servicios de calendario para mantener todo en orden. Envía notificaciones y crea eventos sincronizándolos en todos tus dispositivos, de esta forma no perderás ningún detalle de tu agenda.

Mantenerse enfocados es la clave

Está claro que existen un montón de distracciones, principalmente las redes sociales o el mismo internet que son un peligro de caer en la procrastinación, muchas veces no tenemos la suficiente fuerza de voluntad para cortar por completo otras actividades mientras planificamos el día o nos encontramos en la jornada laboral. Si eres de esas personas no te preocupes, hay dos aplicaciones que te permitirán lograrlo:

  • Anti-Social: Esta aplicación permite alejarnos de toda red social, es increíblemente efectiva, con solo establecer el URL de la red social bloquea cualquier intento de acceder a ella, incluso en clientes como Yorufukurou (Twitter en Mac). No es gratuita pero tiene un buena relación costo-beneficio, además es multiplataforma, es posible instarla en Windows, Mac o Linux (Ubuntu).

  • Freedom: Freedom es de los mismos creadores de Anti-Social, esta aplicación es un poco más agresiva ya que te desconecta por completo de Internet, no es ideal para cualquier persona, sobre todo si se trata de alguien que depende de estar conectado como un blogger o community manager. En esos casos es mucho más recomendable Anti-Social. También es de pago pero puedes adquirir ambas por tan solo $20 dólares.

La clave está en realizar las tareas más pesadas

Después de planificar tu día teniendo una lista de actividades y un objetivo a realizar, lo más importante será darle prioridad a las tareas mucho más pesadas, por el simple hecho de que por la mañana es cuando tenemos mucha más energía y el resto del día será mucho menos complicado. Estoy seguro que después de sacar estas tareas te quitarás de encima un montón de estrés.

¿Tienes más consejos o tips para planear un día de trabajo? Compártelos con los demás lectores de Bitelia.