La tecnología progresa de un modo que casi da miedo. Parece que ha sido ayer cuando Qualcomm presentaba los primeros chips móviles capaces de alcanzar frecuencias de reloj de 1GHz, y no mucho pasó para que Apple y el resto de fabricantes hicieran lo propio con sus chips de un núcleo. Desde entonces ha pasado algo de tiempo, aunque no lo parezca, y ahora un único núcleo es impensable para cualquiera que disfrute de un smartphone fluido.

Es precisamente esa gran potencia que se ha alcanzado mediante hardware lo que motivó un gran descuido por parte de Google durante años. El gran gigante de las búsquedas decidió no perder tiempo optimizando Android, lo que dio como resultado que aquellos terminales que no montaban hardware de ultima funcionasen más bien mal. Por suerte para los fanáticos de Andy desde hace poco Google ha decidido enmendar el error, pero tuvo que descubrir el problema de mala manera.

Hasta no llegar Windows Phone y demostrar que era posible crear terminales económicos Google no se espabiló. Nokia y Microsoft crearon terminales excelentes de costo bastante ajustado que pusieron en jaque a Google y compañía, lo que motivó un rápido movimiento por parte de la gran G.

Ahora Google se está tomando muy en serio la gama baja, y no es para menos, no solo Microsoft tiene sed de este mercado, sino que la fundación Mozilla también está intentando hacer lo propio intentando financiar los mercados emergentes con terminales especialmente económicos.

Android One, la respuesta definitiva de Google

Google se aferra a la gama baja y MediaTek es su mejor aliado

Ya con la presentación de Android L Google nos dejaba muy claro que no tiene intención de perder el segmento bajo. La empresa sabe que es aquí donde logró hacerse un nombre, y por eso se aferra con fuerza al segmento de entrada. Con la mentada actualización Google ha prometido que ha mejorado mucho las cosas para hacer que los terminales económicos se sientan mucho más optimizados usando Android.

Poco después nos estuvieron hablando de Android One, una iniciativa que iba más o menos en el mismo tono que Mozilla Firefox. La idea no era otra que crear una plataforma que requiera muy pocos recursos, lo suficiente para crear terminales de precios casi utópicos, con el fin ultimo de acercar los dispositivos inteligentes a los mercados menos favorecidos.

SoCs MediaTek, la carta secreta

Google se aferra a la gama baja y MediaTek es su mejor aliado

Si quieres dispositivos de costo muy bajo entonces quizás no sea buena idea pedir ayuda a Nvidia. Los fabricantes tradicionales de chips suelen fijar precios relativamente altos que en conjunto terminan por formar dispositivos que difícilmente podrán ser adquiridos por las masas del tercer mundo.

Por suerte para los hambrientos de tecnología en países en vías de desarrollo, en China y Taiwán hay fabricantes que no tienen problemas con crear chips que quizás no son tan potentes como sus equivalentes diseñados en occidente, pero que al menos pueden mantenerse en extremo asequibles. Y es aquí donde entra MediaTek.

La primera hornada de terminales Android One montaran procesadores MediaTek, concretamente el Cortex- A7 MT6582. El procesador con arquitectura de 25 nm y cuatro núcleos dará vida a los nuevos terminales de Karbonn, Micromax y Spice que se pondrán a la venta en la India por 6399 rupias, el equivalente a 105 dólares de los Estados Unidos, un precio que si bien dista mucho de la utopía de Mozilla, es un gran comienzo.