Siguiendo a Samsung y su UNPACKED, Sony ha comenzado a enviar las primeras invitaciones de prensa para su evento en IFA 2014, confirmando así su presencia y, por lo tanto, presentación de nuevos productos en la feria alemana. De hecho, en la misma invitación de prensa podemos ver algunos detalles de ciertos dispositivos que, en principio serían desvelados en dicho evento, como son el Sony Xperia Z3, nuevas lentes de la gama QX y más.

El evento en sí tendrá lugar en Berlin el mismo día que el Samsung UNPACKED –donde se espera que los asiáticos presenten el Samsung Galaxy Note 4 y su Samsung Gear VR, entre otros–, lo que parece dejar claro que la compañía nipona desea contraprogramar a Samsung, en lugar de intentar aislarse del resto y atraer todos los focos hacia ella, como HTC hizo a comienzos de año con su One (M8).

Sony
3

El anuncio estrella, en principio, sería el Sony Xperia Z3, una versión ligeramente mejorada del Sony Xperia Z2 que pudimos ver en el MWC 2014. No se espera que sea un gran salto respecto a su predecesor, algo que no debería sorprendernos, pues esa misma estrategia la llevamos viendo en Sony desde el comienzo de la gama Z en enero de 2013. Mayormente, se trataría de una mejora en términos estéticos (reduciendo el grosor y el peso del terminal) y una ligera puesta a punto en términos de hardware para aguantar la segunda mitad de año. Sony Xperia Z3 sería la estrella del evento, aunque no se esperan grandes mejoras Junto a este Sony Xperia Z3 parece que llegarán nuevas lentes de la gama QX, tal y como ocurrió el pasado año en IFA 2013. Desconocemos cuántos modelos presentarán ni las características de los mismos, aunque espero que logren mejorar las sensaciones que nos dejaron en su momento las QX10 y QX100, las cuales han resultado ser un pequeño fracaso.

Por último, en la invitación de prensa aparecen otros dispositivos que podrían ser altavoces, tablets o incluso televisores, lo que nos confirma que no será un evento solo sobre móviles, sino que irán más allá y veremos novedades en otros campos, tal y como ocurrió en 2014.