La llegada de la red 4G en Brasil está cada vez más cerca, emulando casi en tiempo y modo el proceso que de manera casi idéntica están viviendo sus vecinos de Argentina, la Anatel, el organismo público regulatorio de los servicios de telecomunicación en el país ha publicado hoy mismo 21 de agosto en el Diario Oficial de la Unión la autorización de apertura de procedimiento para la licitación pública, que habilitará la autorización y designación de uso de radiofrecuencia en las sub bandas de los 708 MHz a los 748 MHz, así como de los 763 MHz a los 803 MHz, con la finalidad de otorgar servicios móviles de telecomunicaciones. Se trata pues de un paso importante, ya que con el uso de la banda de 700 MHZ, será posible desarrollar la infraestructura necesaria para ofrecer servicios de 4G en Brasil, con internet de banda ancha móvil a alta velocidad contemplando incluso la cobertura de esta en áreas rurales con un costo operacional más bajo.

La licitación se hará en seis bloques. Así lo informan los chicos de Signals Telecom News, quienes dan cuenta del movimiento de la Anatel, en donde propone un proceso de licitación por bloques de 10 MHz, en una primera ronda, donde las compañías que resulten ganadoras tendrán entonces la obligación de absorber cualquier costo surgido a raíz de las medidas que deban tomar para evitar cualquier interferencia perjudicial con respecto a las frecuencias de uso para televisión digital (TDT). La licitación quedará dividida en seis lotes: cuatro nacionales, un quinto bloque de 87 municipios en Goias, Minas Gerais, Mato Grosso do Sul, San Pablo, y el sexto con Londrina y Tamarana, en Paraná, bajo la meta de garantizar el máximo de cobertura en la mayoría del territorio brasileño a mediano plazo. A más tardar el 23 de septiembre las firmas interesadas deberán entregar sus propuestas para realizar la ceremonia de apertura de sobres, común en cualquier proceso de licitación, el próximo 30 de septiembre.

Es así como se abre un nuevo episodio para la industria móvil con el futura instalación de la red 4G en Brasil, un reto de proporciones únicas dadas las características y extensión de la nación.