Uno de los aspectos que más puede confundir a la gente, sobre todo a aquellos que vengan de un PC, es la gestión de las ventanas en OS X. Si bien es cierto que desde Mountain Lion Apple está tratando de que cambiemos la forma en la que trabajamos con nuestro Mac buscando que trabajemos a pantalla completa con una sola aplicación para la mayoría de las tareas de movimiento de archivos sigue siendo más sencillo utilizar múltiples ventanas en el escritorio, consiguiendo en muchas ocasiones llegar a ser caótico. Para evitar esto existen diferentes herramientas en forma de aplicación que nos permiten gestionar las ventanas en OS X y de las que os traemos las mejores alternativas.

Moom
Moom: Moom es una de las aplicaciones por excelencia para gestionar las ventanas en OS X y una de las más completas. Podemos usar Moom para cambiar ventanas en Mac, no solamente de tamaño sino también de posición. Esto se realiza de forma automática, en posiciones previamente establecidas por el usuario, moviendo las ventanas a las esquinas de pantalla estas se desplazarán hasta la posición previamente indicada. Moom se sitúa en la barra de menú trabajando en segundo plano de forma que no ocupa espacio de pantalla y hace uso de los atajos de teclado para tratar de minimizar el tiempo de uso. 9,99$ | 8,99€

Breeze
Breeze: Breeze permite a los usuarios configurar sus ventanas de la manera que quieran y guardar dicha configuración para acceder posteriormente a ella. Lo único que tendremos que hacer es colocar las ventanas como queramos y salvar la configuración en la barra de menú que es donde se ubica dicha app para posteriormente volver a recolocar las ventanas de la forma previamente guardada. Además, podemos aplicar cualquier tamaño y posición de ventanas guardado a un nuevo conjunto de ventanas. Por si quieres ver cómo funciona esta aplicación, en su página web hay un estupendo screencast en el que se ve en detalle el funcionamiento, algo de agradecer antes de pagar por la aplicación. 3,99$ | 3,59€

Spectacle
Spectacle: Spectacle es una aplicación gratuita de código abierto, algo que sin duda uno de sus puntos fuertes. Además de ofrecer la mayoría de las opciones del resto de alternativas, como por ejemplo ShiftIt, se centra en la gestión de los espacios de la pantalla haciendo hincapié en los atajos de teclado, que permiten situar las ventanas en cualquier lado o esquina de la pantalla, cambiar a un monitor secundario o ejecutarlos a pantalla completa sin tener que usar el ratón siendo todavía más sencillo organizar las ventanas una vez aprendemos dichos atajos. Gratis