La posición de plataforma móvil líder en cuota de mercado en España se encuentra defendida de manera infranquable por Android desde hace muchos trimestres, con cifras entre un 84% y un 90% de cuota, según la fuente. La lucha se encuentra, pues, en ocupar a toda costa el segundo puesto del ranking, y en España experimenta desde hace tiempo una evolución previsible. Al igual que Android ocupa en España una posición sin parangón en el resto de países desarrollados, iOS tiene también en España desde hace tiempo la cuota de mercado más baja de ese grupo de economías. Partiendo de esas premisas, era previsible que el éxito de ventas de modelos como el Lumia 520 ayudaran a Windows Phone a escalar trimestre a trimestre en los rankings. Y tras lograr empatar con iOS, ya le ha superado, según informa Kantar World Panel.

Cuota de mercado iOS y Windows Phone en España | Create Infographics

Como vemos en el gráfico, en el mes de Junio Windows Phone ha contado con una cuota del 7.5%, mientras que iOS se ha quedado en un 6.8%. Las causas, como decimos, parecen evidentes, y en cierto modo guardan relación con la posición de Android. La nuestra es una economía que se encuentra en un período en crisis, y en el ámbito de la telefonía cambió el modelo. Pasamos de la subvención a la financiación. Sólo por esto ya se explica cierto declive de iOS, que no puede luchar con modelos mucho más baratos. Sin embargo, pese a tener una penetración muy inferior, el ascenso de Windows Phone se explica de manera parecida al de Android: multitud de modelos y gamas, y teóricamente, multitud de marcas. Ya lo dijo Javier Lacort, en España Windows Phone tiene su oportunidad de oro.

Personalmente, no me sorprenden estos datos, ya que por ejemplo son muchas las personas que están adquiriendo el Lumia 630 y el 635. Quizá sólo lo hagan por su precio, pero también hay que contar con las mejoras que trae Windows Phone 8.1, que han sido esperadas durante muchos meses por usuarios más geeks, que también podrán adquirir desde hoy el Lumia 930. Hay que estar atento a los próximos meses, pues de igual manera llegará un iPhone nuevo muy esperado, con mejoras de software quizá incluso más importantes para los indecisos. Ese cuarto trimestre y el primero de 2015 serán los adecuados para extraer conclusiones desestacionalizadas.