Desde la radio de transistores hasta la televisión, nuestro mundo actual está lleno de tecnologías que han supuesto cambios radicales a cómo vivimos. Hace poco más de 100 años no habríamos podido imaginar bajo ningún concepto que era cuestión de tiempo para que nos pudiéramos comunicar de manera instantánea desde cualquier parte del mundo, y más aún, de manera económica y accesible a prácticamente cualquier persona.

Ha sido un largo camino el que hemos recorrido durante los últimos 100 años hasta llegar a nuestras cómodas vidas modernas, llenas de comida congelada, películas de animación por ordenador en la televisión, y torneos mundiales de deportes electrónicos (algo que seguramente nuestros abuelos no podrían haber imaginado en su juventud por mucho que les pudiéramos explicar).

Para empezar con nuestro recorrido por las tecnologías que cambiaron el mundo, hemos elegido uno de los gadgets más importantes de nuestras vidas, el mismo que publicaciones como Popular Mechanics han puesto en el primer lugar de sus top 100 de tecnologías y gadgets más importantes, el smartphone.

Antes de que existieran los smartphones

Si bien el termino Smart Phone no sería acuñado sino hasta 1997, los primeros dispositivos en capacidad de ser considerados como tal aparecieron a principios de esa década, y desde hacía ya un buen puñado de años el mercado estaba copado de PDAs y asistentes personales electrónicos que bien pueden ser considerados los precursores inmediatos del smartphone.

Tecnologías que cambiaron el mundo: El Smartphone

En la actualidad se considera que el primer smartphone propiamente dicho fue el IBM Simon. Aunque puede sorprender que la mayoría de los smartphones que marcarían tendencia en los años venideros contarían con teclado QWERTY completo, el IBM Simon era toda una profecía del futuro, pues su estandarte era una amplia pantalla táctil monocromática de 4,5 × 1,4 pulgadas. Apple acuñó el término PDA para referirse a su Newton Las especificaciones técnicas del Simon nos harían pensar que es sorprendente que funcionara cuando se le compara con los dispositivos actuales, pero con un procesador de 16MHz y 1MB de RAM tenía más que suficiente para gestionar el correo electrónico, además de contar con calendario, agenda de contactos, calculadora, blog de notas, reloj mundial, y claro, funcionaba como teléfono móvil.

Acercándose más a los PDA, y aplicando un diseño bastante arriesgado, el primer dispositivo de Nokia que podría ser considerado un smartphone fue el 9000 Communicator (1997). Este grandote era toda una quimera producto de una noche de tragos de un PDA de tipo clamshell y un teléfono móvil de los de aquél entonces. El resultado no era ni mucho menos el diseño más elegante del mercado, pero al menos funcionaba con más funciones de las que se podían encontrar en el IBM Simon, incluyendo navegación web.

Pero como ya hemos dicho el primer Smart Phone con todas las letras no llegaría hasta 1997, de la mano de Ericsson. El dispositivo con el que nació termino icónico se trató de un prototipo que nunca llegó al mercado, el GS88 Penelope, un terminal sospechosamente similar al Nokia 9000 Comunicator.

La transición en busca del diseño correcto

Se cree que cuando nuestro planeta estaba comenzando a albergar vida en sus océanos se desarrollaron todo tipo de diseños extraños, aunque al final terminaron imponiéndose los que funcionaban mejor para la vida, y son esos los que llegaron hasta nuestros días. Más o menos lo mismo sucedió con los smartphones.

Tecnologías que cambiaron el mundo: El Smartphone
El n93i es ejemplo de los arriesgados diseños de Nokia.

La mayoría de los diseños que vimos desfilar entre finales de los años 90 y el 2007 se basaban en una evolución natural de las PDA con otro poco de los móviles de la época. Es así como vimos los formatos bar con teclado QWERTY completo por los que apostaron fabricantes como BlackBerry y Palm, y los slide y clamshell con los que casi todo experimentaron.

Nokia apostó por Symbian como sistema operativo y además de los diseños tradicionales, también optó en sus primeros smartphones de consumo por diseños atrevidos que se basaban en teclados numéricos y representaron el primer contacto para mucho con este tipo de terminales.

La era de las pantallas táctiles

No fue Apple quien inventó la rueda, ni tampoco fueron los primeros en presentar un smartphone con pantalla táctil, pero sí que fueron los que dieron un vuelco radical al mercado reinventando estos dispositivos y marcando la ruta para que se conviertan en lo que son a día de hoy.

Tecnologías que cambiaron el mundo: El Smartphone
El N97 fue la respuesta de Nokia a la popularización de las interfaces táctiles.

Todo eso sucedió en el lejano 2007. Sí, hace solo 7 años, aunque nos parezca una eternidad, Apple presentó su iPhone, un dispositivo que en principio parecía tener muchos puntos flacos cuando se le comparaba con productos de la competencia, pero que cumplía en un factor fundamental: la experiencia de usuario. Nokia tardó mucho en presentar una respuesta convincente al iPhone de Apple Desde la presentación del iPhone los días comenzaron a estar contados para otros grandes fabricantes de smartphones como Palm y BlackBerry, y empresas que siempre habían contado con una excelente posición como Nokia pronto vieron menguar sus ventas. El golpe mortal terminó de llegar de la mano de Google, que siguiendo los preceptos de Apple desarrolló terminó de pulir una plataforma que pronto se convertiría en la más popular del sector, Android.

Según los estudios de IDC, a día de hoy Android es la plataforma dominante en el mercado smartphone con el 81.1% del mercado. No solo eso, Android también es la única plataforma que vio crecer su cuota de mercado en el primer trimestre de 2014 respecto al mismo periodo del año anterior, esto en detrimento de Windows Phone que intenta hacerse un hueco.

Como fuere, Apple sigue teniendo una posición muy saludable en el mercado actual con ventas que siguen creciendo trimestre a trimestre, aunque su porcentaje de dominio en el mercado disminuye por el gran volumen de dispositivos Android que se comercializan.

El negocio de los smartphones es de los más lucrativos en la actualidad, y solo aquellas empresas que han sabido adaptarse mejor a las necesidades de los consumidores han logrado sobrevivir para hacerse con un poco de ese jugoso pastel que parece no tener límites en su crecimiento.