No es la primera vez que surge la necesidad de monitorear o cuantificar el sueño, en el mercado existen algunos wearables que lo permiten, sin embargo parece que Sense es una apuesta mucho más avanzada, se trata de un sistema simple que sigue o analiza tu comportamiento del sueño, también el ambiente de tu dormitorio y busca ser una alarma inteligente. Todo englobado en un excelente diseño en forma de esfera.

Sense está compuesto de la esfera que se coloca en cualquier sitio de tu dormitorio que será la encargada de medir la luminosidad de la habitación, la temperatura, la humedad y el ruido. También utiliza un dispositivo llamado Sleep Pill que se coloca en la almohada y que será el encargado de registrar tus movimientos durante la noche a través de su acelerómetro y giroscopio. Toda la información para ser analizada se envía a través de bluetooth a tu smartphone.

sense-piezas

La tecnología de Sense

  • Sensor de luz ambiental
  • Sensores de temperatura y humedad para analizar y decirte las mejores condiciones de tu habitación para que descanses de una mejor forma
  • Sensor de partículas en el aire, muy útil para las personas alérgicas
  • Conectividad Wi-Fi
  • Bluetooth LE
  • Altavoz para la alarma
  • RGB LEDs
  • Protocolo de comunicación de baja energía ANT
  • Sensor de proximidad para apagar la alarma

Gracias a todos los sensores y tecnología que lleva dentro Sense permitirá al usuario dormir de la mejor forma posible, la alarma sonará en el mejor momento para despertarte, todo gracias a que la Sleep Pill detectará la fase del ciclo del sueño en el que te encuentras, de esa forma despertarás mucho mejor e incluso podría ser mucho antes de la hora que planeaste.

Precio y disponibilidad

Sense ha logrado ya la meta de financiamiento en Kickstarter que era de $100 mil dólares, al momento ya llevan más de $116 mil recaudados, así que es seguro que será toda una realidad. Si quieres tu propio Sense y una Sleep Pill podrías adquirirlos desde $99 dólares, las primeras unidades serían enviadas durante el mes de noviembre de este mismo año. El precio final al público sería de unos $150 dólares.