Cada día millones de dispositivos móviles son vendidos a los consumidores: grandes, pequeños, con más o menos batería, con una espectacular cámara, con Android, Windows Phone, iOS… En la variedad está el gusto. Pero siempre surge la pregunta de cuál son más exitosos para los consumidores, si los de gama alta o gama media/baja. Es obvio que las compañías invierten más en publicidad en sus flagship, pero no todos los consumidores pueden llegar a permitirse un terminal de más de 500 €/$, por lo que suelen optar por una opción más económica, y hoy GSMArena nos aporta una muestra de ese movimiento por parte de los consumidores.

Y es que el Lumia 520, el pequeño smartphone de Nokia con Windows Phone, ha superado los 12 millones de activaciones, incluyendo en estas cifras el modelo Lumia 520 y el modelo Lumia 521. Tal vez esto no parezca mucho, comparando con iOS o Android, pero ya pudimos ver hace unos meses que era el smartphone predominante en la variedad actual de Windows Phone. Muchos usuarios no quieren un smartphone con excesivas prestaciones o funciones que nunca van a utilizar. Algunos sólo quieren un smartphone que funcione bien en las dos o tres cosas que vayan a utilizarlo diariamente, y el Lumia 520 cumple esa función con creces.

César Castro - César Castro -

Esta tendencia de mimar a la gama media y baja, y otorgarles una experiencia de usuario similar a sus hermanos mayores, es para ser aplaudida. Una muestra de que algunas marcas se preocupan de todos los sectores del mercado y ven que todos los usuarios importan. De hecho, hasta hace poco, el Lumia 520 estaba solo en el segmento de smartphones de precio bajo y que ofrecían una buena experiencia de usuario, hasta que llegó el Moto G y, posteriormente, el Moto E. Pero Nokia fue la pionera con el Lumia 520 y, aunque va necesitando ya un sustituto (¿Lumia 530?), todavía sigue dando guerra, e incluso será actualizado a Windows Phone 8.1 aún teniendo un modesto hardware, otro detalle de que el Lumia 520 es mucho más que un smartphone: es un símbolo para un gama baja de calidad.