En muchas ocasiones lo que llega a ser un producto no lo marca la propia empresa, véase Apple u otra, sino los usuarios. En el caso de Apple hemos visto hacer de todo con sus productos e incluso la propia compañía ha utilizado este argumento en sus anuncios. ¿Cuales son los límites de un iPhone? Ya lo habíamos visto salir al Espacio, la propia NASA lo envió pero esta vez un grupo de estudiantes del Giles Academy en Boston, Reino Unido decidieron que por qué no, en lugar de limitarse a tomar un par de fotos o grabar un evento en su escuela, enviar un iPhone al Espacio y grabar lo que éste veía desde allí arriba.

Después de dos años de trabajo recaudando fondos y preparando el proyecto este pudo finalmente ver la luz. Para lograrlo utilizaron un globo aerostático de Helio, un GPS y una grabadora de altitud todo ello claro está unido al iPhone, mediante lo cual lograron que éste subiese hasta los nada despreciables 29 kilómetros y diera un paseo de Una vez más son los usuarios los que determinan los límites y el potencial de un productomás de dos horas y media de duración volviendo a la Tierra intacto, siendo encontrado a unos 80 kilómetros del punto de lanzamiento.

En el video podemos ver, de manera resumida, todo el proceso, pasando por los preparativos y el lanzamiento hasta el paseo. ¿Qué será lo siguiente? Tanto alumnos como profesores han quedado más que satisfechos con la experiencia y ya planean una continuación, emitiendo el evento en vivo e incluso llevando el iPhone todavía más alto. Una historia que encajaría perfectamente en las últimas acciones de comunicación de Apple, mostrándonos que el verdadero potencial de sus productos es alcanzado a través de sus usuarios siendo el producto un mero vehículo para conseguir el objetivo. Bonita historia.