Jonathan Zdziarski ha sido el primero en revelar esta impresionante verdad a los usuarios. Parece que Apple tiene guardado un as bajo la manga en caso de querer acceder a un dispositivo iOS sin el permiso de su dueño. Según este estudio y otros expertos en seguridad, Apple tendría backdoors en iOS desde sus inicios para acceder a la información del usuario incluso de forma remota. Backdoors que permitirían acceder a los dispositivos sin consentimiento de los usuarios Algo que si se confirma sería una auténtica vulneración de nuestra privacidad por parte de la empresa de Cupertino.

Seguro que el término backdoors o puertas traseras os es conocido, al menos por las películas donde el típico malo de turno que ha picado código para fabricar un software, siempre puede acceder al mismo a través de un atajo que sólo el conoce. Estos atajos o puertas de atrás escondidas se conocen como backdoors. Como comenta nuestro compañero Mariano Amartino en su blog personal, prácticamente todas las empresas realizan este tipo de prácticas pero el problema se encuentra en la ingenuidad de los mismos ya que si existen, cualquier otro usuario con conocimiento avanzados o una organización gubernamental podría saber usarlos.

Según Zdiarski, estas backdoors en iOS no implican que tu dispositivo iPhone, iPad, iPad mini o iPod touch esté en riesgo de ser hackeado o vulnerado; pero abre las puertas a la posibilidad de que sea. Además este hecho deja muchas dudas sobre la privacidad de los usuarios que utilizan estos dispositivos. ¿Acceso remoto a nuestra información sin que nosotros lo sepamos? Información sensible personal o laboral al alcance de muchos en Internet. En ALT1040 podéis ver el estudio en PowerPoint de Jonathan Zdziarski.