A lo largo de este año, sobre todo con el caso de la Fitbit Force que tantos quebraderos ha ocasionado a la compañía estadounidense, hemos visto cómo se han reportado numerosos casos de usuarios con alergia al níquel, metal presente en gran parte de los dispositivos electrónicos y que provoca la aparición de reacciones alérgicas en forma de erupciones y sarpullidos. El porcentaje de usuarios con este problema es, en general, muy pequeño, pero siempre ha de ser tenido en cuenta. Apple, y más concretamente el iPad, también parecen ser el causante de dicho problema, En los últimos años han aumentado significativamente los casos de alergia al níquel, presente en muchos dispositivossegún haberse visto afectadas por dicho problema, según un informe publicado por la revista estadounidense Pediatrics.

En dicho informe se recoge el caso de un niño de 11 años que empezó a sufrir una reacción alérgica en forma de erupciones y picores. Cuando su caso fue estudiado su piel dio positivo por níquel, y siguiendo la pista de los dispositivos que había estado usando durante el tiempo en el que sufrió dicha reacción su iPad, concretamente un modelo de la primera generación, fue motivo de análisis por parte de los médicos que determinaron que existen rastros de níquel en el iPad concretamente en un compuesto químico de su revestimiento exterior. Es la primera vez que un iPad aparece como posible causante de estos problemas y Apple, a través de un comunicado, ha defendido la seguridad de sus productos:

Hemos encontrado que las alergias como la que se informa en este caso son extremadamente raras. Los productos de Apple están hechos de materiales de primera calidad y cumplen las mismas normas estrictas establecidas para la joyería tanto por la Comisión de Seguridad del Consumidor de EE.UU. como de su homólogo en Europa y probamos rigurosamente nuestros productos para asegurarnos de que son seguros para todos nuestros clientes

El níquel, como dije anteriormente, está presente en numerosos productos y cada vez más en smartphones, ordenadores y tablets, y se está convirtiendo en motivo de disputa incluso, que se lo pregunten sino a Fitbit, por parte de muchos usuarios afectados. Como detalle, en EE.UU. el porcentaje de niños con reacciones alérgicas al níquel es de un 25% mientras que hace tan solo diez años era de un 17%. Hay que recordar que el iPad en cuestión es un modelo de la primera generación por lo que pudiera ser que las sucesivas versiones no tengan rastros de níquel, en cualquier caso, la solución a este problema es, al menos en el caso del iPad, una simple funda que evite el contacto.