En el Google I/O de ayer destacó la presentación de Android L, aunque también hubo algo que a priori también es importante para el futuro, y es el hecho de que los Chromebook contarán con mayor sintonía con los dispositivos Android, pudiendo ejecutar aplicaciones en el Chromebook o incluso recibir llamadas en él. Esto es una clara respuesta a Continuity, la función de iOS 8 y OS X presentada por Apple a principios de este mes.

Threshold llegaría en 2015, quizás un poco tarde con respecto al resto, por lo que deberá sorprender.Ya hemos visto la respuesta de Google y Apple al futuro del mercado, y sólo queda por conocer la respuesta de Microsoft, aunque ya sabemos su nombre: Threshold, el cual ya había sido mencionado previamente y cuya posible fecha de salida sea la primavera de 2015, pero esta vez ha sido confirmado por WPCentral y una oferta de trabajo en LinkedIn en las que se oferta el «Diseño y planificación de nuevas características para vNext en IE11 para Windows y Windows Phone Threshold».

Esto son fantásticas noticias para los seguidores de los sistemas operativos de Redmond, ya que tras la gran actualización a Windows Phone 8.1, éste era el siguiente paso más lógico en su evolución. Si WP 8.1 se puso al día en la mayoría de cosas con respecto a iOS y Android, con Threshold se debe volver a hacer lo mismo, aprovechándose además de las ventajas que tiene Microsoft con respecto a Google y Apple, por lo que Threshold debe convertirse en el nuevo niño mimado de Microsoft, y sacar un producto brillante.

Windows Phone en Argentina

¿Y qué ventajas tiene Microsoft con respecto a Apple y Google? La primera ventaja es que su sistema operativo para PC está más extendido que OS X o los Chromebooks, aunque la tasa de adopción de Windows 8 y Windows 8.1 aún es muy mejorable. Y la segunda ventaja es que entre Microsoft, Apple y Google, la primera es la única que tiene en el mercado actual una consola de videojuegos, un sistema operativo para PC, y otro para smartphones, y los tres tienen un éxito, si no bien no espectacular, al menos lo suficiente como para ser tenido en cuenta. Y Threshold podría ser la punta de lanza para combinar esos tres sectores, y convertirlo en una experiencia conjunta. Ahora hay que ver si Microsoft es capaz de lograrlo o tiene planes más humildes para Threshold.