2013 fue sin duda alguna el año determinante para Windows Phone, ya que durante ese periodo el sistema operativo móvil de Microsoft pudo por fin sentar las bases para establecerse y proyectarse como una plataforma sólida, atractiva y a la altura de sus competidoras. Encontrando su mejor aliado en Nokia que ahora forma parte del propio conglomerado de la compañía. Uno de los puntos donde Windows Phone encontró especial impulso y recepción fue en América del Sur, donde llegó para desplazar a BlackBerry, ocupando un elevado lugar entre las preferencias de los latinos, el mejor ejemplo de ello es Argentina, donde hoy por hoy Windows Phone se ha convertido en la segunda plataforma móvil más usada de dicha nación.

De acuerdo con el IDC Latin America Mobile Devices Tracker, durante el primer trimestre de 2014 Windows Phone logró un crecimiento superior al 11% en Argentina, consolidando de este modo su posición como la segunda plataforma móvil más utilizada en Argentina, gracias al respaldo de clientes locales empresariales como BGH, Falabella, Garantizar y Orígenes, según un reporte de prensa distribuido por Microsoft. Durante el último trimestre de 2013 Windows Phone logró esta elevada posición, y gracias a su ritmo de crecimiento y distribución han logrado mantenerla en este nuevo trimestre, con una tendencia que no aparenta descender en el futuro próximo, ya que en total su penetración de mercado ha incrementado en un 148%.

Tierra de Windows Phone

Nokia Lumia 630

Su óptima integración con otros dispositivos y su “usabilidad” intuitiva en la interfaz, son señalados como los dos factores principales por los que este sistema operativo móvil ha logrado este grado de popularidad en Argentina, tanto entre usuarios comunes como con clientes corporativos, que encuentran entre los smartphones de esta plataforma la satisfacción necesaria en la cobertura de sus funciones, sin necesidad de migrar entre distintos dispositivos para sacar adelante sus labores.

Sin embargo, la realidad es que uno de los verdaderos secretos del éxito de Windows Phone reside en los acuerdos que la compañía ha firmado con operadoras locales como Claro, donde los usuarios nacionales cuentan con la posibilidad de comprar todo tipo de aplicaciones directamente en la tienda de apps, con más de 270 mil a su disposición, y abonar el importe final en pesos directamente de la factura del servicio o del saldo.

El escenario comercial ha cambiado, pero nada está escrito, será interesante ver la trayectoria de Windows Phone en lo que resta del año.