Corría el año 2010 y luego de oleada tras oleada de rumores en Apple finalmente se sintieron listos para presentar al mundo un proyecto en el que tenían años trabajando. En palabras del propio Jobs, no estaban seguros de si el mercado estaba listo para aquél tipo de dispositivos, y es que los tablets, tal como les estaban replanteando, se orientaban principalmente al consumo de contenidos, por lo que en los meses venideros le tocaría que afrontar la crítica de parte de un publico techie que gustaba de las exhibiciones de hardware puntero en capacidad de crear.

Pese al primer aluvión de críticas, el iPad de Apple logró pronto crear un nicho de mercado que ahora es uno de los más atractivos para la mayoría de fabricantes y que cada uno intenta capitalizar a su modo. De medios de entretenimiento han evolucionado a herramientas de trabajo Con el paso del tiempo muchos comprendieron que el fuerte de los tablets está en la facilidad que ofrece para el entretenimiento, pero sigue habiendo un reducto que se niega a aceptar la esencia de la idea plasmada en el iPad original y busca un tablet con el que pueda trabajar.

Es aquí donde entra Microsoft con su Surface. El tablet de Microsoft ha tenido un arranque difícil y poco exitoso, pero de a poco la empresa y sus socios están generando un ecosistema que se está haciendo popular. Surface evoluciona y se hace cada vez más atractivo, y al mismo tiempo productos similares basados en Windows 8 están comenzando a nacer. La línea que separa los tablets de los ordenadores tradicionales comienza a difuminarse, el PC ha pasado de estar en riesgo de extinción a evolucionar en algo apto para los tiempos que corren, y ahora realmente se puede trabajar desde un tablet. Estos son algunos de los mejores tablets para trabajar.

Surface Pro 3

Probablemente el mejor tablet para propósitos profesionales, el Surface Pro 3 de Microsoft es más un PC tradicional que ha evolucionado para adaptarse al mercado que un tablet. Aunque los 799 dólares que marca la etiqueta de su precio puede hacerlo parecer demasiado costoso para un tablet, es mejor mirar dos veces. Tan pronto como entendemos que el Surface Pro 3 se parece más a un Ultrabook de segmento medio-alto comprobaremos que su costo es bastante ajustado.

Microsoft ha optado por una pantalla de 12 pulgadas 2160×1440 con ratio 3:2, lo que en compañía de su corazón Intel Core i7 lo convierten (de nuevo), en el tablet perfecto para profesionales. Si lo tuyo es la creación de contenidos escritos o eres un estudiante que necesita preparar presentaciones e informes, seguramente el Surface Pro 3 será mucho más de lo que necesitas. Por el contrario, si lo tuyo es el diseño gráfico, trabajas con maquetación, o editas vídeos constantemente, probablemente el Surface Pro 3 es el mejor tablet con el que te podrás hacer.

iPad Air

Funda con teclado para ipad air

Aunque el iPad originalmente se orientaba al entretenimiento, con el paso del tiempo muchos profesionales le han adoptado como una herramienta invaluable en su trabajo. No son pocas las empresas que han creado aplicaciones especializadas para facilitar el trabajo a sus empleados desde el tablet de Apple. También desarrolladores de todo el mundo se han puesto manos a la obra para crear aplicaciones geniales destinadas a la productividad.

Si quieres ahondar más en cómo sacar provecho al iPad como tablet profesional, no puedes perderte este fantástico post que preparó Eduardo hace ya algunas semanas. Pese a ser una gran herramienta para el trabajo, debido a pocas pero fundamentales limitaciones de hardware y software, los iPad siguen siendo herramientas secundarias que ayudan a facilitar el trabajo, pero para propósitos pesados muchos seguirán necesitando un ordenador en regla.

Samsung Galaxy Tab Pro

Los mejores tablets para propósitos profesionales

Con una fantástica de 12,2 pulgadas con resolución 2560 x 1600 píxeles Samsung ha creado el que probablemente sea el mejor tablet para el trabajo basado en Android. El Tab Pro encuentra su fuerte en la multitarea, y claro, en la amplitud y calidad de su pantalla. Aquí en Gizmología ya hemos hablado detalladamente antes de este tablet.

El Galaxy Tab Pro, al igual que el iPad de Apple, encuentra sus limitaciones fundamentales a la hora de trabajar en su sistema operativo y hardware. No nos malinterpreten, por aquí seguimos considerando que ambos tablets pueden ser aprovechados para aumentar el desempeño profesional notoriamente, pero probablemente seguirás necesitando un Mac o un PC en condiciones para muchas de tus tareas fundamentales.

Probablemente serán los dibujantes y diseñadores quienes podrán sacar más provecho al tablet de Samsung.

Asus Transformer Book

Los mejores tablets para propósitos profesionales

Concretamente el Asus Transformer Book T100TA. No se trata del tablet más potente del mercado, ni de lejos. El Transformer Book es uno de los tablets Windows 8.1 más económicos que nos podemos encontrar y no descuida demasiado el desempeño, por lo que debería ser el blanco de todos aquellos que necesiten algo con lo que puedan trabajar pero no puedan permitirse un Surface Pro.

El Transformer Book probablemente sea la mejor alternativa para estudiantes y profesionales que necesiten preparar presentaciones y tablas con Microsoft Office, pues ofrece lo mejor de Windows sin abultar demasiado el precio.

Y esas son todas por ahora. Como ven, hemos tratado de enfocar cada uno de los equipos de esta pequeña lista a un tipo de consumidor especifico, pero siempre es bueno que pongas en balanza exactamente qué es lo que necesitas, sin olvidar que tablets como el iPad pueden terminar dándote gratas sorpresas ofreciendo mucho más de lo que esperabas.