Hace algunas semanas supimos de una noticia que a muchos nos sacó del asiento. En un movimiento bastante sorprendente, Google y Lenovo hicieron públicos los planes en común para que la primera traspase la marca Motorola a la segunda, una noticia que sorprendió más que nada porque nadie sabía que Google tuviera planes de deshacerse de una marca en la que había estado poniendo tanto esfuerzo.

Pero la realidad es que analizado con más calma, el movimiento era más que lógico. En principio a Google nunca le ha interesado demasiado la fabricación de hardware, a lo que debe sumarse que tiene socios muy importantes que no ven con buen ojo que Google tenga su propia empresa dedicada a la fabricación de móviles y que además goza de preferencia a la hora de aplicar nuevas tecnologías. Google le ha vuelto la popularidad a Motorola haciéndola atractiva a Lenovo El eje fundamental del movimiento está en que pese a todos los productos maravillosos que hemos visto gestarse en la unión de las empresas de origen estadounidense, hasta ahora Motorola sigue estando bastante lejos de ser rentable. No hace falta meditarlo demasiado, a Google simplemente no le conviene tener una manzana de la discordia que además de proporcionarle perdidas hace que aquellos socios que venden más smartphones Android se piensen dos veces qué tan entregados deben estar al sistema operativo de la gran G.

Pues bien, desde hace ya algún tiempo Lenovo venía mirando el mercado occidental con recelo. Y es que si bien la marca ha estado capitalizando en su natal china, han estado sintiendo que les hace falta un nombre, algo que tenga la misma repercusión que tuvo en su momento la marca ThinkPad para hacerlos convertirse en un fabricante exitoso en Europa y América.

IBM ThinkPad, el principio del auge

En 2005 en IBM sabían que las cosas se estaban poniendo feas para el mercado de los ordenadores personales. No había comenzado en aquél entonces la revolución de los dispositivos móviles, pero ya habían demasiados fabricantes luchando por convertirse en el rey del sector, y aunque IBM se mantenía como uno de los que manejaba mayor volumen de ventas, no era ese el rubro que más ganancias les dejaba.

¿Podrá Lenovo repetir en el mercado móvil su éxito con los PC?

Es así como a mediados de la primera década del nuevo milenio decidieron vender su división de ordenadores personales, IBM ThinkPad, a Lenovo, una empresa que comercializaba ordenadores con bastante éxito en china pero que aún no había logrado entrar del todo en occidente. Sí, las similitudes son más que evidentes.

Por aquél entonces Liu Chuanzhi, fundador de Lenovo, hablaba de que habían tres factores fundamentales por los que la compra de IBM ThinkPad era un gran éxito para su empresa. El primero era, claro, las marcas IBM y ThinkPad, siendo que la primera podían usarla por 5 años (aunque solo la usó por tres). El segundo era la tecnología superior de IBM en cuanto al diseño de ordenadores. Por último, y quizás más importante, Lenovo heredó los canales de distribución de PC de IBM.

Fueron esos tres pilares los que a la larga terminaron convirtiendo a Lenovo el mayor fabricante de ordenadores personales del mundo. Y son precisamente esos los fundamentos de la compra de Motorola, una empresa que no está capitalizando muy bien, pero que tiene suficiente peso como para hacerse con el mercado si se le da el empujón correcto.

Motorola y Moto ¿Las nuevas IBM y ThinkPad de Lenovo?

Lenovo ya ha demostrado que tiene la capacidad para convertir un producto bueno en uno extremadamente bueno en capacidad de hacerse con el mercado. La empresa no ha podido elegir mejor momento para hacerse con Motorola, y es que en el último par de años Google se ha encargado de dar un profundo lavado de cara a la empresa que inventó el teléfono móvil y ha vuelto a darle vaor a la marca.

¿Podrá Lenovo repetir en el mercado móvil su éxito con los PC?

Los chinos han comprado Motorola a precio de vaca flaca, y de esta nueva unión tendrán, además de una marca conocida y que se está volviendo nuevamente popular en occidente, esos canales de distribución que tanta falta le hacen para llenar América y Europa de smartphones con precios justos y de buena calidad. Lenovo cuadruplicó la venta de tablets en el último año con 9.2 millones Ahora mismo Lenovo es el mayor fabricante de ordenadores tradicionales, con un crecimiento 60% superior al de resto de actores importantes. Los chinos están conscientes de que su éxito se basa en un mercado en decadencia, por lo que no han descuidado en absoluto el segmento móvil. En la actualidad son los cuartos mayores fabricantes de smartphones y tablets en el mundo (los segundos dentro de China).

El futuro está en los dispositivos móviles y la empresa china está haciendo todo por convertir a Motorola en IBM ThinkPad, o lo que es lo mismo, fortalecer sus ventas en los mercados occidentales que son los que más se le resisten, y convertirse así en el mayor fabricante de smartphones y tablets no solo de Asia, sino en todo el mundo.