La cámara de los iPhone (especialmente desde el iPhone 4) ha sido siempre una de las mejores del mercado generación tras generación. Con un simple toque, la cámara es capaz de tomar fotografías realmente buenas, con una calidad superada solo por terminales como el Nokia Lumia 1020 –aunque este es un caso muy particular, pues está centrado específicamente en el apartado fotográfico. No obstante, siempre hay margen de mejora, y eso ha quedado demostrado con iOS 8, una versión que hará las cámaras de los iPhone aún mejores de lo que actualmente son.

Con iOS 8, Apple dio un paso hacia delante y presentó nuevas APIs que permiten a los desarrolladores acceder a funciones y características de la cámara que anteriormente estaban reservadas para el sistema. Entre otras muchas, se permitirá el acceso al control de la exposición, de la ISO, de la apertura, balance de blancos y enfoque, algo que, como decíamos, estaba limitado al sistema hasta el momento. Esa sencillez perjudicaba a los usuarios más avanzados que querían «jugar» con la cámara del iPhone ¿Cómo hará esto mejor la cámara del iPhone? Básicamente, el iPhone siempre ha contado con una cámara excelente tanto a nivel de resultados como a nivel de sencillez de uso. No obstante, esa sencillez de uso, a veces, perjudicaba a los usuarios más avanzados que quieren «jugar» un poco con la cámara del dispositivo. Un ejemplo: en situaciones de baja luminosidad, el iPhone no aumenta el tiempo de exposición en exceso, pues es factible de que la fotografía salga «movida». En cambio, aumenta la ISO, lo que, si bien salva la falta de luminosidad, añade ruido a las fotografías. Pero, ¿qué ocurre si contamos con un trípode para iPhone? Ahora es imposible que la fotografía salga «movida», pues el iPhone se mantendrá estable en todo momento, lo que nos permite reducir la ISO, aumentar la exposición y conseguir fotografías luminosas sin demasiado ruido. Esto era imposible con iOS 7 y versiones anteriores, pues todo lo hacía el sistema de forma automática. En cambio, con iOS 8 y sus nuevas APIs de cámara, los desarrolladores podrán crear aplicaciones con estas características que satisfagan a los usuarios más avanzados.

iOS 8

Esta característica era una de las más demandadas por los usuarios de la plataforma de Apple. Y es que, el hardware de la cámara siempre ha sido excelente, al igual que el procesado de imagen, pero esas limitaciones tan características de Apple hacían que esta combinación de hardware y software no pudiese dar de sí su máximo en todas las situaciones, lastrando así la cámara del smartphone de Apple. Por suerte, con estas nuevas APIs, la historia ha cambiado, y lo mejor de ello es que no implica una pérdida de esa sencillez característica del smartphone de Apple, pues los usuarios que no quieran usar esas funciones, seguirán obteniendo los excelentes resultados que han obtenido hasta ahora.

Pero lo mejor aún está por venir. Con el iPhone 6 veremos un hardware de cámara aún mejor, con más megapíxeles, mejor sensor, etc. Y si lo combinamos con este gran software que Apple ha desarrollado en iOS 8, la cámara del futuro iPhone 6 podría no tener rival. Si la de los tres últimos iPhone ya ha estado entre las mejores del sector, la del iPhone 6 podría ser definitivamente la mejor, compitiendo en otra liga con el Nokia Lumia 1020.