A finales del año pasado Google presentó Android 4.4 Kit Kat, que tomaba el relevo en la plataforma, tras mucho tiempo con Jelly Bean. Hoy, en el evento Google I/O celebrado en San Francisco, Google ha presentado Android L que viene a suceder a Kit Kat y a reafirmar su posición de líder en el mercado móvil.

Sin duda, la gran novedad de Android L es lo que han dado a conocer como Material Design, que no es más que lo que una evolución de lo conocimos anteriormente como Quantum Paper. Se trata de un gran rediseño que trae cambios a todo el sistema, haciéndolo más plano y basado en colores, con un gran foco en la tipografía. Material Design llega a todos los dispositivos y plataformas de Google, y con él se estrenarán nuevas guidelines disponibles para los desarrolladores. Lo increíble es al nivel al que han llegado las transiciones entre pantallas y partes de apps, que estéticamente hacen el sistema mucho más atractivo de usar.

Visualmente es impresionante. Por ejemplo, desde algo tan pequeño como el dialer, obtenemos interfaces deslizables con animaciones muy vistosas. Cuando pulsamos el botón de llamada, la animación ocupa toda la pantalla hasta que finalemnte comienza a marcar. Android L también estrena teclado, que ahora recuerda mucho a SwiftKey, ya que está formado por un sólo color de fondo.

Se han mejorado las notificaciones, y ahora se muestran por fin en la pantalla de bloqueo, donde las podemos deslizar para ir a la app, como ocurre en iOS. Además, las notificaciones se muestran basándose en nuestros usos, de manera inteligente.En la propia pantalla de bloqueo, cuando estés conectado a una red Wifi segura o tengas el smartwatch cerca, no será necesario introducir el PIN o patrón de seguridad para desbloquear el terminal. Todo ello es una evolución del diseño que venimos viendo con las «Cards» o «Tarjetas» que venimos viendo desde la llegada de Google Now.

Como ya sabemos en Android Kit Kat llegó ART para sustituir a medio plazo a Dalvik, y en Android L será el sistema predeterminado. Se mejora el rendimiento general, el consumo de RAM y ahora será compatible con procesadores de 64 Bits. Además, el rendimiento gráfico también será enormemente mejorado, ya que Android L incluirá compatibilidad con Unreal Technology 4. Un gran añadido que llega para competir de tú a tu a iOS 8 y su Metal.

art-android-l

Como ocurrió con Project Butter para mejorar la fluidez del sistema, llega Project Volta para ayudar con la batería. De hecho, ahora se ha creado un modo de ahorro de batería, hasta ahora inédito oficialmente en Android. Cuando el sistema detecte que la batería se agota, se desactivarán algunas funciones.

Como decíamos al principio Android L supone una gran mejora para la plataforma, sobre todo, porque ahora Android volverá a parecer joven, tras los cambios añadidos en 2011 por Ice Cream Sandwich. Hay muchas ganas de probarlo, pero para ello tendremos que esperar al tercer trimestre del año, salvo que tengamos un Nexus 5 en cuyo caso tendremos disponible desde hoy una preview para probar.