El 9 de enero de 2007, Apple hizo historia, sólo que por aquel entonces nadie se imaginaba que iba a llegar a tales niveles de popularidad. Con el iPhone original, Apple estableció una nueva tendencia, la tendencia de los smartphones, una tendencia que sigue hoy en día. Pero dentro de dicha tendencia hay numerosas ramificaciones, y cada una ha alcanzado su particular popularidad. Y de ahí el título de mi post, ¿cuál será la siguiente tendencia en el mundo de los smartphones? ¿Alguna de las ya existentes sería capaz de redefinir el concepto del smartphone?

El smartphone tal y como lo conocemos

smartphone navidades

Quizá esto parezca ridículo, pero incluso el mismo smartphone, el de una pantalla táctil y algún botón que otro en su estructura, sea capaz de redefinir el concepto de smartphone, sin recurrir a trucos fáciles como tamaños más grandes, o pantallas curvas. Tal vez los fabricantes sean capaz de conseguir nuevas formas de operar con él, como una interfaz en 3D, o poder controlarlo estrictamente con la vista o (y esto es echando mucha imaginación) incluso con la mente. Sky is the limit.

Phablets

Pantalla del Samsung Galaxy Note 3 2

El primer phablet comercialmente famoso, el Galaxy Note, fue ridiculizado al principio, y anteriormente ya hubo otros intentos de phablets, como el HTC Advantage o el Dell Streak que acabaron en fracaso, pero tras el Galaxy Note 3, uno de los mejores smartphones del 2013, y otras llegadas a la gama phablet, como el Xperia Z Ultra, ya es innegable: el concepto phablet es exitoso, por lo que quizás llegue el día en el que todo el mundo use smartphones por encima de las 5 pulgadas.

Minis y Compact

Sony Xperia Z1 Compact destacada

Apple inventó el concepto de smartphone per se, pero Samsung se ha acostumbrado a crear nuevas variantes del mismo, tras presentar el Note en 2011, Samsung presentó el Galaxy SIII mini, una versión reducida en tamaño y prestaciones de su flagship de ese año. Otras compañías se han subido a este carro con distintas vertientes aunque con algo en común: un tamaño no mucho más grande que el iPhone, el smartphone por excelencia, aunque según las últimas filtraciones, esto podría cambiar.

LG G2 Mini PANTALLA

Por un lado Sony y su Z1 Compact, con gran potencia de fuego y tamaño reducido, y por otro lado compañías como LG o HTC, con sus G2 mini o el One mini, reduciendo tanto su hardware como su tamaño. Evidentemente, esta vertiente entra en conflicto con los phablets, pero hasta la fecha ambas han podido coexistir y tiene toda la pinta de que va a seguir así, aunque si algo es el mercado tecnológico, es cambiante.

Híbridos

Quizá con ese término de ahí arriba no lo he aclarado lo suficiente, la fotografía debe de haber ayudado bastante: un smartphone que pueda ser acoplado a una tablet, y aproveche dicha potencia del smartphone para alimentar la tablet, mientras que la estructura de la tablet solo tenga batería. Un claro ejemplo es el Asus Padfone, el cual su edición más reciente, el Asus Padfone Infinity fue una sorpresa agradable, ya que tras su tercer intento en esta vertiente, por fin lograron un combo que consiguiera impresionarme.

SONY DSC

Otra posibilidad de los híbridos es que en vez de ser acoplados a la pantalla de una tablet, sean acoplados directamente a la pantalla de un ordenador, como el Motorola Atrix o incluso el proyecto Ubuntu for Android, que tenían como objetivo a largo plazo convertir tu smartphone en el equivalente a tu ordenador, pero se quedo en nada, al igual que el Ubuntu Edge. De momento, ninguna otra compañía más se ha unido a esta vertiente, pero quizás en un futuro podamos ver un Galaxy Tab Phone, un Xperia Padfone o un Windows Phone Hibrid.

Otra tendencia aún por descubrir

LG G Flex 04

Quizá todo lo mencionado anteriormente no sea lo que revolucione el concepto de smartphone sino otra tendencia aún por explotar, como smartphones híbridos con dos sistemas operativos (Android y Windows Phone), smartphones que sean el equivalente en potencia a un ordenador actual, y que solamente tengas que conectarlo a una pantalla de mayor tamaño, algo así como una versión de los híbridos 2.0, smartphones modulares como el Proyecto Ara, smartphones de pantalla curva como el Galaxy Round o el LG G Flex, smartphones con pantallas flexibles, smartphones con materiales autorreparables… incluso alguna tendencia que a mí, querido lector, se me haya escapado. O a lo mejor es una tendencia que ahora mismo es desconocida, una tendencia aún por descubrir. El tiempo dirá.