¿Nos hemos vuelto completamente locos? Creo que ha sido lo que he pensado cuando ha saltado la noticia del nuevo Angry Birds Transformers, la nueva entrega de los polifacéticos pájaros que tan famosos se han vuelto en los últimos tiempos. Pero Rovio sigue y sigue con las franquicias, explotando a sus animales hasta la extenuación del usuario. ¿Se está agotando la franquicia Angry Birds por simple saturación? Una gallina de los huevos que por los últimos resultados, parece que está a punto de explotar.

Hagamos cuenta: Angry Birds Epic, Angry Birds Go!, Angry Birds Star Wars (1 & 2), Bad Piggies, Angry Birds Friends, Angry Birds Space, Angry Birds Seasons, Angry Birds Rio, el futuro Angry Birds Stella y el original, Angry Birds. Todo ello junto a decenas de merchandising y alguna que otra serie de televisión. Traducido, nos encontramos con muchos millones en ingresos y una marca que no parece acabarse pero poco a poco los usuarios se están empezando a cansar de la franquicia. Ha pasado mucho tiempo desde aquel título donde teníamos que vérnosla con diferentes trayectorias y un tirachinas gigante para lograr matar a todos los cerdos roba-huevos. En esta última entrega los personajes de las películas de Transformers se fusionan con los pájaros en una curiosa adaptación de ambos mundos que todo parece indicar se transformará en un videojuego de carreras.

¿De verdad era necesario? Hace menos de una semana que se lanzó Angry Birds Epic, un videojuego de «estrategia» (si, entrecomillado) que ha pasado sin pena ni gloria por la App Store con opiniones no muy positivas. ¿No es mejor centrarse en hacer un único juego bueno que vuelva a lo más vendido en las tiendas de aplicaciones? Parece que en Rovio prefieren la fórmula fácil.

Victoria por aplastamiento, una pésima estrategia a largo plazo

Dejando a un lado el argot militar, lo cierto es que la victoria por aplastamiento se refiere a ese tipo de batallas que se ganan no por lo bueno de las tropas o la calidad táctica de los generales, sino por simple avasallamiento numérico. Si vas a hacer algo, haz que sea lo mejor; no intentes vender un producto inacabado Enviar muchas tropas al frente para derrotar al enemigo de forma poca eficiente. En este caso y traducido al caso Rovio nos encontramos muchos títulos de la franquicia de Angry Birds de una calidad decreciente que, tan sólo por las descargas que obtiene cada uno siguen siendo rentables para la compañía.

Pero si quieren conservar a los usuarios, esto tiene que cambiar. Si, está bien que realices un juego de estrategia MMO al más puro estilo Final Fantasy pero acábalo. No lo dejes a medias y lo conviertas en un producto asequible, hazlo el mejor de todos. Está bien que de vez en cuando, realices títulos de la franquicia como AB Rio o AB Star Wars pero no intentes engañar al usuario. Habrá que ver qué nos depara el futuro de Angry Birds pero una cosa está claro: este no es el camino.